Ghi: “El plan contra el hambre que anunció el presidente electo va a tener un capítulo local”

En diálogo con SN Online, el intendente electo hizo un balance de cómo encontró el Municipio y se refirió cuáles serán las prioridades de su gestión. “Encuentro a Morón con un profundo deterioro en relación a desequilibrio fiscal y presupuestario”, alertó.

03/12/2019
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Sn Online

MAS INFO SOBRE...

Morn

PALABRAS CLAVES

Lucas Ghi asumirá su segundo mandato como intendente de Morón, cargo que ya había ocupado en el período 2011-2015 y luego fue sucedido por Ramiro Tagliaferro. A pocos días de regresar al palacio municipal, el jefe comunal electo se mostró preocupado por la situación de “deterioro” en que recibe el municipio.

En un mano a mano con SN Online, Ghi se refirió a cuáles son las principales demandas de los vecinos y las prioridades de gestión, que comenzará el 10 de diciembre.

Tras estos días de transición, ¿qué balance hace y en qué estado encontró a Morón?
Encuentro el municipio con un profundo deterioro en relación a desequilibrio fiscal y presupuestario. Morón va a cerrar con un déficit enorme.

¿En qué aspectos se puede observar ese deterioro?
La institución sanitaria más sensible del distrito está en estado de parálisis. El hospital municipal no está trabajando, sus prácticas están limitadas a la mínima expresión. El parque industrial de la ciudad está funcionando al 50 por ciento y el entramado comercial que acusa los golpes de una política tanto nacional como local que ha desatendido el comercio y la producción y que eso ha ocasionado entre otros perjuicios el aumento del desempleo en nuestro distrito.

¿Cómo van a resolver el conflicto con los trabajadores del Hospital Municipal?
Se soluciona priorizando al hospital presupuestariamente y restableciendo la dinámica de compra de los insumos más básicos que se necesitan para su funcionamiento.

¿Cuáles son las principales demandas de los vecinos de Morón?
Tienen que ver con trabajo, con la posibilidad de reinsertarse al mundo laboral, con recuperar nuestras escuelas en términos pedagógicos y de calidad de infraestructura, en salir de la emergencia sanitaria en la que nos encontramos, volver a generar políticas de acceso a la vivienda, profundizar las tareas que se están haciendo en materia de prevención del delito y seguridad.

¿Tienen planificado aplicar algún plan de urgencia a partir del 10 de diciembre?
Una de las principales prioridades tiene que ver con garantizar el derecho al alimento. Morón no tenía comedores comunitarios en 2015 y hoy tiene 50 espacios donde las familias de nuestra ciudad asisten a comer.

Alberto Fernández anunció el Plan contra el Hambre. A nivel local, ¿qué medidas van aplicar para ayudar a los moronenses?
El programa que anunció el presidente electo va a tener un capítulo local. Tenemos previsto articular esfuerzos en esa dirección. También, tenemos que restablecer la dinámica normal de las escuelas, garantizar el acceso irrestricto a las políticas de salud y trabajar muy fuerte en lo que tiene que ver con seguridad.

¿En materia educativa, cómo encontró el distrito?
Conozco del tema porque en estos años me desempeñé como docente y viví que muchos estudiantes no podían continuar con sus estudios porque no tenían posibilidad de cargar la SUBE, porque las becas ProGreSar fueron restringidas y porque durante los inviernos muchas escuelas padecieron situaciones angustiantes porque no funcionaban sus sistemas de calefacción. Tenemos buena parte de los establecimientos educativos parcialmente clausurados por alguna deficiencia edilicia. La situación no es la mejor, pero ya estamos armando un plan para comenzar a implementarlo desde los primeros días y salir de esa situación.

¿Qué evaluación hace de la gestión del gobierno saliente?
El macrismo ha sido una combinación de alta dosis de insensibilidad, con el castigo que ha sometido a buena parte de la sociedad, sobre todo a los sectores más humildes. Eso se observa en la desarticulación de la producción, la indiferencia para con la escuela pública, el desapego para con la salud pública, la destrucción de empleo. Y sumado a eso, mucha improvisación, con arrebatos de políticas que un día tienen una dirección, otro día tienen otra, sin un plan consistente, sistematizado, coherente a largo plazo.

Y en Morón…
No creo que todo esté mal. En el caso de nuestro distrito estuvo bien la obra pública. Aunque muy concentrada en la puesta en valor de corredores viales, me parece bien. Pero eso ha ido en desmedro de la red que se despliega en cada barrio. En términos generales me parece que el balance arroja un saldo negativo.

Un reclamo constante es el de los vecinos del barrio San José por el estado de las calles. ¿Tienen planificado algo para este tipo de problemáticas?
Con relación estado de calles del barrio San José, como también sucede en otros barrios de nuestra ciudad, tenemos previsto armar un plan de bacheo intensivo que estamos terminando de definir sus alcances.