Una mujer y sus tres hijos están desaparecidos hace casi una semana

La joven madre había acordado ir a almorzar con su hermana, en Mariano Acosta, pero ni ella ni sus hijos de 5 y 4 años ni su bebé de 5 meses, llegaron a destino. La Policía sospecha de su pareja y de su primo.

11/07/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Merlo

PALABRAS CLAVES

Desde hace seis días, la familia de Gisela vive un calvario. El jueves pasado, la joven salió junto a sus tres hijos de su casa en Merlo con destino a la sede de Anses de Mariano Acosta. Después del trámite, la madre le había prometido a su hermana almorzar juntas, pero nunca llegó.

Su papá, Roberto, contó a SN Online que después de recorrer todos los hospitales, llegaron a la comisaría de Mariano Acosta para radicar la denuncia. Sin embargo, los uniformados se negaron a recibirla y le pidieron que vuelva al día siguiente con una foto impresa para comenzar la búsqueda.

De las 10 a las 20, Roberto pasó por todos los sectores de la dependencia policial hasta que pudo dejar asentado que su hija y sus nietos estaban desaparecidos, y presentó un dato fundamental para la investigación: un celular que Gisela había vendido días atrás en el que había mensajes con el primo de su pareja.

Los mensajes, de acuerdo al relato del papá, revelaban que este sujeto le había contado sobre una supuesta infidelidad de su novio y le ofrecía una casa para irse junto a sus hijos. Esta información le sirvió a la Policía para llamar a declarar a su concubino y a su primo, los principales sospechosos hasta el momento.

"Si mi hija se hubiera ido por sus propios medios y estuviera bien, ya lo hubiéramos sabido nosotros”, aseguró el padre, y remarcó que, según los textos, la joven nunca aceptó la propuesta de irse a vivir a otro lugar.

El mal manejo de los efectivos policiales continuó hasta este fin de semana, cuando Roberto se acercó a la comisaría para informarles a los agentes que había visto por la zona al primo de su yerno, pero la respuesta que le dieron no fue la que esperaba. “Usted me está ocultando información y yo lo puedo procesar por eso”, le dijeron y lo amenazaron con llevarlo detenido.

“Los interrogaron pero hasta el momento todos quedaron libres y ni mi hija ni mis nietos aparecieron”, expresó. Cualquier dato sobre el paradero de Gisela y sus hijos informarlo al 11 3956 9211 o al 11 3637 7789.


PODÉS SEGUIR LEYENDO...

Hurlingham

15:33 | Sociedad

El SAME llega a Hurlingham