Una mamá se tatuó el Hospital Garrahan después de que le salvaran la vida a su hijo

Los médicos le habían diagnosticado al nene de 7 años una hepatitis fulminante, pero después de una intervención de más de 18 horas con 40 profesionales trabajando, consiguieron salvarlo.

19/09/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

CABA

PALABRAS CLAVES

Daniela vivió dentro del Hospital Garrahan los momentos más difíciles de su vida. En 2014, a su hijo Patricio, de 7 años, le diagnosticaron hepatitis fulminante y le dieron una esperanza de vida de sólo 48 horas.

Unas horas más tarde y sin que su madre todavía pudiera procesar la noticia, el niño estaba dentro de un quirófano siendo asistido por 40 profesionales, entre los que había cirujanos, médicos, instrumentadores y enfermeros.

Las más de 18 horas de trabajando dentro de esa sala de operaciones le permitieron a Patricio hacer frente a cualquier previsión y le dieron una nueva oportunidad para seguir viviendo.

La necesidad que tenía la mujer de expresar su agradecimiento se convertiría años más tarde en un tatuaje. “Evalué raparme para mostrar un sacrificio, pero las enfermeras me decían, con razón, que se suelen pelar los papás de nenes con cáncer. Un día hablando con una enfermera surgió la idea del tatuaje y yo, que odio las agujas pensaba: ‘Soy corajuda pero no para tanto’”, contó a Radio Mitre.

Daniela pudo superar sus miedos y se transformó en la primera en llevar la imagen del nosocomio en su piel. “Las otras mamás me piden consejos, me felicitan, quieren hacerse lo mismo”, expresó.