Una escuela lleva ocho días sin clases por las constantes amenazas

Se trata del Colegio Monseñor Tomas Juan Solari de Morón Sur. Los llamados intimidatorios comenzaron el 3 de octubre, y desde ese entonces, en diferentes horarios, hubo amenazas que interrumpieron el normal dictado de clases. “Me gustaría que el Estado haga algo”, sostuvo la madre de dos alumnos que allí asisten.

12/10/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Morón

PALABRAS CLAVES

“La primera amenaza fue el martes de la semana pasada, alrededor de las 15.30”, contó a SN Online Luciana sobre como empezó una situación que ya se tornó insostenible, tanto para los alumnos, que atraviesan una situación traumática, como para sus familiares, que tienen que movilizarse rápidamente para retirar a sus hijos.

Ante el aviso por parte del colegio, los padres arman cadenas de Whatsapp para transmitir una noticia que se repite a diario desde hace ocho días. “Es un trastorno para las familias porque hay muchos que laburan afuera y para llegar a la escuela es un lío. No tienen quien se los retire”, expresó.

En cuanto a la evacuación del edificio lo primero que hacen los directivos es sacar a los alumnos a un amplio parque perteneciente al mismo terreno de la institución y, posteriormente, la Brigada Antiexplosivos realiza las tareas correspondientes para buscar la presunta bomba.

“Hubo algunas veces que, como la Brigada llegó rápido, volvieron a hacerlos entrar al aula, pero la mayoría de las veces están tan colapsados que no llegan. El otro día llegó a las nueve de la noche”, cuestionó la madre de dos chicos que concurren a la institución.

En cuanto a las acciones realizadas por el colegio, contó que los directivos mandan un comunicado explicando que siguen el protocolo de evacuación, y que mantengan la tranquilidad ya que los nenes se encuentran protegidos¿Qué vamos a hacer? Ellos son tan rehenes como nosotros de esta situación”, señaló.

Por otra parte, al ser consultada sobre la reacción de los alumnos, sostuvo que “es una situación muy fea” la que atraviesan: “Ayer, arregle con una madre para a retirar un nene de jardín, y la maestra me decía que los nenes, cuando ven entrar a la preceptora se ponen re tensos porque es ella la que avisa”.

“Yo decidí hoy no mandarlos por la lluvia. Porque si llueve se van a mojar si evacuan. Seguro va a haber otra amenaza”, concluyó con resignación.

Manifestaciones en el Distrito

Ayer por la tarde, la comunidad educativa del Colegio Eucarístico de Haedo se manifestó en Estrada y avenida Rivadavia para reclamar intervención del Estado ante esta situación.

Además, se está convocando para mañana a las 13.30, una manifestación en la plaza San Martín, frente al palacio Municipal, para exigirle al intendente que tome cartas en el asunto.