Una comerciante instaló un “perchero solidario” en la puerta de su local

Se trata de María Irene Alcaráz, dueña de la tienda de mascotas "Casa Juancito", en el barrio Villa Constructora, de la localidad matancera de San Justo. “Veo que hay mucha gente desabrigada. Es muy abrumadora la pobreza”, lamentó.

19/06/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES


Hace 11 años que María Irene tiene su humilde comercio en la calle Pampa al 3900 (casi esquina Montañeses) y hace al menos seis que se despertó en ella la vocación solidaria. “A mí siempre me gusta el tema de la responsabilidad social. Es por eso que todos los años trato de sumar una acción solidaria”, contó a SN Online.

“Empezamos a juntar tapitas para el Hospital Garrahan, después seguimos para el Hospital de Niños de San Justo y luego recolectamos para un Refugio de Animales que hay acá en el barrio”, relató la mujer, quien este año recreó una nueva forma de ayudar no solo a sus vecinos, sino, a todo aquel que lo necesite.

La acción es simple pero tiene un alto impacto en épocas invernales. Se trata de la instalación de un espacio para que las personas que tienen abrigos que ya no usan puedan dejarlos a disposición de otros que sí los necesitan. El único requisito, sostiene la protagonista, es que las prendas “estén en las mismas condiciones que a ellos les gustaría recibirlas”.

La idea fue tomada de un comercio del barrio de Mataderos, al cual María Irene llegó a través de visitar cuentas de Facebook de vecinos solidarios. “Pensé que no era una cosa que me cueste mucho hacerlo en mi negocio y que a varias personas les iba a servir. Tomé un exhibidor que tenía en desuso, lo puse afuera, puse el cartel y puse las prendas”, expresó la comerciante.

“Lo publiqué en el grupo de vecinos y mucha gente se acercó y de a poquito se fue armando. Todos los días la gente se lleva una prenda, o las que necesite, y otras personas traen. Incluso los mismos vecinos que se llevan ropa, yo les consulto que si tienen algo que no usen para que lo traigan y así poder dárselo a otra persona”, destacó.

Por último, aclaró que la acción “no es para promocionar el negocio” y desea “que más comercios se sumen” para hacerlo extensivo. En tanto, se ofreció a retirar prendas por los domicilios de todas aquellas personas que tengan ropa para sumar al perchero.