Una anciana dejó de comer para poder pagar las tarifas

La mujer de 88 años vive en el barrio Plátanos, del partido de Berazategui. Cobra la jubilación mínima y está siendo asistida por un comedor barrial.

18/05/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Berazategui

PALABRAS CLAVES

Doña Lala no solo necesita ayuda para poder seguir alimentándose sino también para pasar el invierno, ya que, su humilde vivienda quedó bajo el agua en el último temporal y perdió gran parte de sus bienes.

Sumado eso, el aumento de la tarifas en los servicios hizo que le sea imposible afrontar sus gastos diarios y decidió dejar de comprar comida para poder pagar todo.

Afortunadamente, cerca de su casa se instaló el comedor “Manos a la Obra” al que asiste para recibir un plato de comida. “Son enviados por Dios”, dijo la humilde abuela a C5N en referencia a las personas solidarias que le salvaron la vida.