Un homicidio por maltrato infantil que pudo prevenirse

Seis quemaduras de cigarrillo en los glúteos, fractura en el radio del brazo derecho, golpes en la cara, en el cuerpo... Agustín Ian Buceta tenía dos años. Fue asesinado a golpes por quienes debían cuidarlo e ignorado por quienes debían protegerlo.

17/07/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Merlo

PALABRAS CLAVES

Agustín murió el 18 de junio a causa de una hemorragia abdominal provocada por los golpes que le dieron su madre, Milagros Melanu Buceta; su padrastro, Kevin Adrien Aragón, y su abuelastra, Laura Patricia Fernández, en la casa en la que vivían, ubicada en Parque San Martín, partido de Merlo.

No fue la primera paliza. “4 de junio. Paciente de sexo masculino de dos años que ingresa a la guardia acompañado de la tía a horas 15.30 p.m., que el examen físico presenta múltiples hematomas, siendo el más notorio en glúteos y en la cara”.

Con ese certificado firmado por el médico que lo atendió en la Unidad sanitaria Nº11 de Parque San Martín, la tía de Agustín realizó una denuncia en la comisaría tercera de Merlo contra su hermana. Contó que ese día, le llevó al niño golpeado, al que no veía hacía un mes. La madre dijo que el niño se había caído y se fue. La joven no le creyó y, con una amiga, revisó al bebé: tenía heridas con hematomas por todo el cuerpo. Le preguntaron si lo golpearon. El nene, tímidamente, dijo que sí.

La denuncia no prosperó en la fiscalía que tomó la causa. Agustín fue dado de alta y volvió con las personas que lo maltrataban.

El caso de vulnerabilidad de Agustín había sido percibido por el Estado incluso antes de esa denuncia. A pedido del Hospital Posadas, intervino en el caso la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Secretaria de Desarrollo e Integración Social de la Municipalidad de Merlo. Agustín había sido atendido en ese hospital con un diagnóstico de sífilis.

“Se diseñó una estrategia de trabajo con la familia. En primer lugar se realizó una entrevista en sede de la cual surgió que la madre del niño expresó que ya no tenía contacto con su pareja y posteriormente una visita al domicilio, en la cual no se encontró moradores, se dejó aviso de visita, donde se invitaba a la madre del niño a presentarse y poder establecer intervenciones y acompañamiento dando resultado negativo”, explicó Adriana Gérez, directora de la entidad municipal en la causa del homicidio, que llevan adelante los fiscales Claudio Oviedo y Cecilia Corfield y quienes solicitaron la prisión preventiva del trío asesino.

Para los integrantes del Ministerio Público, Buceta, Aragón y Fernández, “con el claro designo de dar muerte a Ian Agustín Buceta, aprovechando del estado de indefensión de la víctima dado su corta edad, en forma indistinta le propinaron golpes en diversas partes del cuerpo, pero especialmente en el abdomen con hemorragia abdominal por rotura parcial de grandes vasos abdominales, lesiones estas de tal magnitud que produjeron su muerte por paro cardiorrespiratorio traumático”.

Esperan que sean condenados a prisión perpetua por homicidio con alevosía y por el vínculo, en el caso de la madre.