Un comerciante se quitó la vida tras recibir dos facturas de luz por casi $50 mil

El hombre tenía 42 años y al ver que el negocio que había iniciado su abuelo hace más de 45 años se iba a la quiebra por el aumento generalizado de las tarifas, decidió tomar la peor decisión. Sus familiares, amigos y vecinos lo homenajearon en la puerta de su local.

28/04/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

San Miguel

PALABRAS CLAVES

Las puertas de la fiambrería se colmaron de rosas y carteles. La trágica noticia sorprendió tanto a los vecinos más antiguos como a los más jóvenes. Todos en el barrio habían pasado, al menos una vez, por este tradicional comercio, que hace más de 45 años era atendido por la misma familia.

A lo largo de todos esos años, el local ubicado en Maestro D’elía y San José debió soportar diferentes crisis, pero fue Cristian, el nieto del propietario, el que tuvo que recibir las facturas de luz más caras de la historia del negocio: una de 44 mil pesos correspondiente a febrero y una de 49 mil del mes de marzo.

Jorge, un amigo del comerciante, contó a SN Online como fue el trágico lunes 16 de abril: “Cristian llegó al comercio y no levantó la persiana, sólo sacó la puertita. Al rato llegó el camión de lácteos y le bajó el pedido. Cristian se fue a la vereda y le dice al proveedor que en la caja había plata, que se cobre sólo, algo que le extrañó. Al rato, ingresó al negocio y se ahorcó. A los 10 minutos llegó el proveedor de Coca Cola y lo encontró ya sin vida”.

Las impagables boletas llegaron pocos días después de que le aumentaran el precio del alquiler y terminaron de configurar este triste final. “Esto rebalsó el vaso. Ya venía sin poder pagar determinados impuestos y sentía que había fracasado, porque el negocio lo había fundado su abuelo, lo siguió su padre y él no podía continuarlo”, lamentó.