Un colegio suspendió las clases por las precarias condiciones de las aulas conteiner

Se trata de la Escuela Primaria N°84. Allí, los 5 módulos de chapa que se ubicaron en un playón de cemento en el barrio Los Hornos de la localidad de Cuartel V ante la falta de vacantes en la zona, aún no están conectados a la red eléctrica ni de agua corriente. Denuncian que los chicos se desmayan por el calor.

15/11/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Desalambrar

MAS INFO SOBRE...

Moreno

PALABRAS CLAVES

Todo comenzó a principios de año cuando 179 niños del Distrito se quedaron sin matriculas para estudiar en escuelas de la zona. Ante esta situación, a partir de la mediación de la Asociación Civil El Arca, la Provincia se comprometió a entregar las aulas provisorias y a ponerlas en condiciones de habitabilidad y nombró el personal a cargo. En consonancia, el Municipio cedió un terreno para su instalación.

Todo parecía haberse solucionado provisoriamente, pero las cosas se complicaron. En primer lugar el Gobierno bonaerense no sólo retardó hasta agosto la entrega de los conteiners, con su consecuente pérdida de clases, sino que una vez entregados, nunca terminó de instalarlo con las condiciones obligatorias para este tipo de “salones”.

La solución dejo de ser provisoria, para convertirse en precaria e insostenible. Con la llegada de las altas temperaturas, los maestros denuncian que los alumnos se desmayan por el calor debido a que los módulos son de chapa y no están conectados a la red eléctrica, situación por la cual “no se pueden conectar aires acondicionados ni ventiladores”. Por si esto fuera poco, tampoco cuentan con el servicio de agua corriente, por lo cual tampoco se pueden usar los baños.

“Hace más de dos meses que los chicos se sienten mal, porque los módulos están en el medio de un playón de cemento sin sombra, sin aire, abajo del pleno sol”, relato una de las madres al sitio Desalambrar.

Nosotros esperamos un montón de tiempo estas aulas, las trajeron pero nunca se terminó de hacer todo. Están las aulas y ya está, no está la luz, no hay nada más”, añadió otra de las familiares consultadas ayer cuando finalmente se decidió suspender las clases por tiempo indeterminado.

Responsabilidades cruzadas

La Municipalidad de Moreno asumió el compromiso de garantizar la accesibilidad y cedió el terreno, y la Provincia, a través de la Dirección Provincia de Infraestructura Escolar, debía garantizar los servicios.

Aquí entra en juego la empresa EDENOR, que no puede ni quiere entregar la electricidad porque falta la regularización dominial del playón en cuestión. En el medio, rehenes de esta situación, se encuentran los chicos y sus deseos de estudiar.


PODÉS SEGUIR LEYENDO...

Berazategui

09:32 | Educación

Alumnos de escuela incendiada vuelven a clases

Provinciales

09:20 | Educación

Rige la segunda jornada de paro docente