Tiene 13 años, sobrevivió a un tiro en la sien y pudo cumplir su sueño

La joven que recibió un balazo en la sien durante un asalto en una heladería sobrevivió y pudo cumplir uno de sus sueños: ir a conocer La Bombonera.

21/05/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Clarín

MAS INFO SOBRE...

Ituzaingó

PALABRAS CLAVES

No caben dudas de que Sofía Liria es una sobreviviente. A principios de diciembre, llegó herida al Hospital Posadas y los médicos pensaban que no había nada que hacer, incluso recomendaron a la familia que fuera un sacerdote. Sin embargo, un día, mientras su padre le cantaba una canción de Boca, la joven despertó y a partir de ahí comenzó el largo proceso de recuperación.

Según informó el diario Clarín, a partir de la noticia, el departamento de Prensa del club invitó a Sofia a conocer La Bombonera y el pasado viernes, a cuatro meses de esa primera invitación, la niña de 13 años pudo ir al estadio, donde recibió una camiseta firmada por sus ídolos y se sacó fotos con con Fernando Gago, "Wanchope" Ábila, "Bebelo" Reynoso y Walter Bou, entre otros futbolistas.

"Es que la quería traer bien para que lo disfrute, que lo viva como cualquier nena de su edad", explicó Pablo, padre de la niña, a Clarín y recordó: "Cuando recibimos la invitación, Sofía no movía un brazo. A veces, al girar, se caía. Tenía la cicatriz a la vista, el pelo no había crecido. Por eso decidimos esperar. Ahora está bastante bien, el psiquiatra le dio el alta. Queríamos que se recuperara y que fuera un momento feliz, como lo terminó siendo".

Como parte del tour, Sofía, junto a una amiga del colegio que la acompañó durante todo este tiempo, pudo entrar al vestuario, al campo de juego y tomarse fotos con la Copa Libertadores y el trofeo de la Superliga 2018 obtenida recientemente. "La vi tan feliz con los jugadores, fue imposible no recordar todo lo que pasamos juntos", comentó el padre, emocionado.

Una larga recuperación y un pedido de Justicia

Además del incondicional apoyo de su familia y amigos, los vecinos de Villa Udaondo se organizaron para colaborar con dinero y alimentos: Hicieron un bingo y armaron un campeonato de fútbol, con lo que recaudaron 25 mil pesos; además, una vecina regaló una cadena de oro que heredó de su madre; el carnicero donó un costillar para rifar; y la panadera colaboró con facturas, yerba y azúcar para todas las tardes de la internación.

Hoy Sofía volvió al colegio en horario reducido para combinarlo con sesiones kinesiología y psicopedagogía. Además, pudo volver a ir al cine con sus amigas y perdió el miedo a salir sola.

Sin embargo, su familia continúa con el pedido de Justicia. Hay dos jóvenes identificados como responsables del hecho que casi le cuesta la vida que continúan prófugos.