Socios vitalicios buscan evitar el remate de una sociedad de fomento

Se trata del Club Defensores de Hurlingham quien se vio obligado a pagar una indemnización tras un juicio laboral en su contra por parte de un profesor de educación física que trabajaba en las instalaciones y que se consideró despedido. La entidad apelará la medida y ofrecerá abonar entre 15 y 20 mil pesos por mes.

03/05/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Hurlingham

PALABRAS CLAVES

Hace algo más de un mes, el Tribunal Laboral N° 2 del Departamento Judicial de Morón falló a favor de Raúl Pap, un docente de gimnasia que alegó tener un vínculo laboral con el club y se consideró despedido a partir del cambio de las autoridades del mismo.

De esta manera, a pesar de que la nueva CD desconoce esta relación y atribuye el conflicto a enfrentamientos entre un ex dirigente de la institución y la esposa del demandante, las juezas María Alejandra Amaya, Graciela Porta y María Elisa Jaime dieron por probada la relación de trabajo, y condenaron a la institución a abonar 530 mil pesos, más las costas del juicio, en concepto de indemnización.

Esto generó consternación en la comunidad social y deportiva de la entidad, quienes advirtieron que apelarán la decisión de la Justicia, “Si se ratifica la sentencia, este hombre se quedará con una parte de nuestro club, privando a la juventud de un lugar que los incluye y los aleja de los peligros de la calle”, expresó a Diario Popular Jorge Reymundi, presidente del “Defe”.

Al mismo tiempo, luego de definir la suma como “impagable para las finanzas de un club que vive de la cuota social y tiene que afrontar las tarifas”, el dirigente anticipó que de confirmarse el fallo, enviarán una contraoferta: “Nosotros haremos nuevamente la propuesta de pagar en forma mensual entre 15 y 20 mil pesos”

“Queremos efectuar en el juzgado depósitos parciales de dinero, lo que se pueda juntar, para demostrar voluntad de pago, con el fin de evitar que el profesor Raúl Pap pueda concretar el remate de nuestro querido club. Necesitamos de la ayuda de la comunidad para que ésta gloriosa institución, casi centenaria, no desaparezca”, señalaron.

Otro de los que se pronunció a favor de la entidad fue el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta: “Estamos preocupados por el fallo que pone en riesgo el Club Defensores de Hurlingham y nos comprometemos con el futuro de esta institución emblemática de nuestro distrito”.