CGERA Ituzaingó alerta que se profundizó la crisis PyMEs y solicita créditos a tasa cero

La entidad que encabeza Sandra Rey mostró su preocupación por la difícil situación que atraviesan las pequeñas y medianas empresas del distrito que "no podrán afrontar el pago de los sueldos, alquileres y otros gastos que corresponden al mes de marzo".

30/03/2020
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Ituzaing

PALABRAS CLAVES

La titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) de Ituzaingó, Sandra Rey, expresó su profunda preocupación por la situación que atraviesan las pequeñas y medianas empresas locales, algo que se repite a nivel nacional, y advirtió que la mayoría de los asociados a la entidad que encabeza "no podrán afrontar" sus principales obligaciones de pagos, ya sea de impuestos, salarios y otros tipos de gastos.

"La gran mayoría de nuestros asociados de corto giro comercial no podrán afrontar el pago de los sueldos, alquileres y otros gastos que corresponden al mes de marzo, mucho menos el pago de servicios e impuestos sin haber producido caja en estos últimos días”, afirmó Rey.

La preocupación de Sandra Rey por las empresas de Ituzaingó va en consonancia con el panorama planteado días atrás por la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), que mostró gran preocupación por el futuro de las pequeñas y medianas empresas que están afrontando una situación económica difícil por el parate en las ventas y producción, por causa de la cuarentena obligatoria.

En ese contexto, desde CGERA pidieron medidas económicas que las protejan para poder afrontar los gastos de alquiler, impuestos, sueldos del mes de marzo, y los representantes de las cámaras empresarias presentaron una batería de propuestas para afrontar “la acuciante situación que está atravesando el sector del comercio minorista y PyMEs de nuestra región”.

Ante ese panorama, solicitaron que el Gobierno tome “medidas urgentes para no seguir profundizando la ruptura en la cadena de pagos que virtualmente se está produciendo” en la economía del sector.

Por ese motivo, Sandra Rey alertó que “miles de puestos de trabajo ya están en serio riesgo de desaparecer, gran cantidad de comercios no tienen resto para continuar con las persianas bajas por mucho tiempo más. En los próximos días comenzaremos a ver empresas cesantear personal como consecuencia de corte abrupto que han sufrido sus ventas”.

Y se cuestionó que en esta misma situación, “la maquinaria indetenible del sector financiero, representada por los bancos, no ha dejado de llamar a los titulares de las cuentas para que cubran los descubiertos producidos. Es una presión inadmisible en la situación inédita que nos toca atravesar”.

Por lo que se consideró que es “inminentemente urgente y necesario” poner a disposición de los comercios y las PyMEs la “inmediata apertura de atención de las sucursales bancarias en horarios normales, o restringidos si se considera necesario, a las empresas y monotributistas clientes para la normalización financiera de las mismas”.

Además, propusieron la “ampliación del giro en descubierto para todas las empresas y monotributistas hasta el final de la emergencia sanitaria y económica a fin de que los bancos cubran la totalidad de los cheques emitidos antes del inicio de la cuarenta nacional, permitiendo mantener la cadena de pagos y evitando el quiebre de las pequeñas unidades económicas, sostenido también a tasa 0% durante ese periodo de emergencia”.

Con respecto a las líneas de créditos, pidieron una financiación “hasta a 18 meses a Tasa Cero con un período de 6 meses de gracia para poder afrontar los compromisos que se avecinan debido a la inevitable extensión de las medidas extraordinarias que se adoptarían”.

“También es fundamental, modificar y reestructurar la Ley de Entidades financieras, un reclamo que desde nuestra entidad gremial empresaria venimos reclamando desde hace años y que no hemos sido escuchados hasta hoy”, se ratificó.

Finalmente, si bien aclararon que acompañan la medida adoptada por el Gobierno nacional porque es para “proteger la vida”, insistieron en que hay que “impedir que el aparato productivo se detenga, porque de él depende la economía de millones de argentinos".