Sobreseyeron a veinte personas detenidas durante la movilización del 8 M

Así lo determinó el juez Osvaldo Rappa, quien además, señaló que "la policía detuvo al voleo, sin justificativos y sólo con el fin de amedrentar la protesta" que se llevó a cabo el año pasado, tras el paro de mujeres y la movilización que tuvo como epicentro la Plaza de Mayo.

13/02/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Pagina 12

MAS INFO SOBRE...

Almirante Brown

PALABRAS CLAVES

A un mes de la movilización y paro de mujeres, que se reiterará este año, el juez Osvaldo Rappa dictó el sobreseimiento de las quince detenidas y los cinco detenidos en la multitudinaria marcha del 8M del año pasado.

De esta forma, la Justicia le dio la razón a las y los denunciantes que contaron que la Policía de la Ciudad, arbitrariamente y sin la correspondiente identificación arrestó a decenas de personas al voleo.

De acuerdo a los testigos y a las víctimas, las mujeres y hombres apresados recibieron un trato violento, vejatorio en algunos casos, y describieron que hubo acciones discriminatorias dirigidas a lesbianas y feministas. 

La policía, a pesar de haber liberado a las y los acusados de forma inmediata, les abrió una causa penal en la que les atribuía los delitos de atentado contra la autoridad, desobediencia, lesiones leves y daño agravado. 

Pero de acuerdo al Juez "no hay ni una prueba que comprometa a nadie en ningún delito" y acaró que "no hubo fotos ni videos ni testigos ni nada" que comprometa a los acusados. 

Todo comenzó con la denuncia realizada por personal de la Policía de la Seccional 1, en la que se afirmaba que las detenciones eran “en clara comisión de hechos delictivos”, pero a través de las pruebas suministradas por la propia fuerza de seguridad, no pudo demostrarse la acusación. 

Por último, el juez señala: “No surgen elementos de convicción que me permitan vincular a las personas imputadas con dichos hechos ilícitos (en esencia, los incidentes en la Catedral), por lo que dispondré el sobreseimiento”. “Es evidente que la investigación se halla agotada” y no hay medidas “que puedan hacer variar el panorama fáctico”, motivo por el que resulta “improcedente la imputación efectuada”.