Sampaoli: Marcone es argentino

Ante la lesión de Lucas Biglia, la danza de nombres para cubrir el puesto del mediocampista del Milán, comenzó a llenar la tapa de todos los diarios. Desde este espacio del Conurbano, le hacemos una sugerencia.

24/04/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Lanús

PALABRAS CLAVES

Ahí va el Bicho. Corre, traba, juega… sorprende con algún gol, pero, principalmente, transpira la camiseta hasta dejarla un charco de sudor. No tiene prensa. No tiene un apellido de pret-a-porter como para salir en los diarios, como el arquero de River, ni juega en el Independiente “fantasía” de Holan. Fecha a fecha sorprende, a propios y ajenos, con su humildad y capacidad de trabajo.

No le fue fácil esta escalada. Es que tras su paso por Arsenal, llegar a Lanús, dice, le cambió la vida, porque lo tomó como “un desafío personal desde la madurez y objetivos”. Luego de haber obtenido tres títulos con el Grana (Primera División 2016, Bicentenario 2016 y Supercopa Argentina 2016) hoy ya su rol en el vestuario es otro: “Cuando llegué al club había muchos jugadores referentes y me tocaba acompañar, estar atrás de ellos. Hoy me toca asumir la responsabilidad de ser capitán, lo asimilé y es algo que me gusta”.

Lo que muy pocos saben es que Marcone, oriundo de Sarandí, es presidente del fútbol infantil del club Social y Deportivo Belgrano. “Es donde me crié, me educaron, aprendí a jugar y donde tengo la gran parte de mis amigos. Me la paso ahí tratando de enseñar y contener a los chicos. Todos los sábados que puedo estoy. Es todo por amor”, cuenta el volante que, en los ratos libres, se la pasa mirando fútbol, “pero también desconectado un poco con otras actividades”.

Y encima, cada fin de semana, la rompe. Tal es así que lo quieren todos. Porque la fama de guapo y de buen pie, ya llegó al viejo continente y muchos ojeadores ya han organizado la logística para venir a conocerlo y tentarlo. Pero nada es casual. Uno de los pilares fundamentales en su vida es la fe: “Soy muy creyente, trato de apoyarme en mi fe y Jesucristo siempre me ha respondido. El cambio fue en un momento personal de mi vida, no por un problema grave que haya tenido, sino porque me llegó el momento, y comprobé que Dios es fiel, que existe. Desde ahí mi vida cambió”.

Tiene de ídolo al compañero de Messi, el catalán Sergio Busquets, de quien admira su polifuncionalidad, su tenacidad en la marca, cómo distribuye el balón y su técnica. Él lo define como “muy completo y moderno”, aunque quizás, se esté definiendo así mismo. Es que el Bicho es justamente eso: muy completo y moderno.

“Uno nunca pierde la fe en ir a la Selección. Soy consciente de que ir al Mundial es muy difícil porque hay grandes jugadores en mi posición y una base armada. Hoy me toca alentar desde afuera, pero es un sueño que yo voy a tratar de volver a cumplir”, se ilusiona.
Es por eso este pedido, hecho nota, para el DT de la Selección. Sampaoli: Marcone es argentino.


PODÉS SEGUIR LEYENDO...

Morón

10:00 | Deportes

El año del Bicho