Salió a trabajar y apareció enterrado como NN

Se trata de Darío Cabrera, un vendedor ambulante de 30 años de edad. El informe oficial dice que murió el mismo día de su desaparición en un accidente de tránsito pero la familia asegura que “hubo algo raro” y apuntan contra las fuerzas de seguridad.

29/11/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

El Argentino Zona Norte

MAS INFO SOBRE...

Pilar

PALABRAS CLAVES

El 19 de noviembre, el joven salió de su casa en Villa Astolfi con el bolso lleno de mercadería en dirección a José C. Paz. Tomó el Ferrocarril San Martín y desde ese momento nada se supo de él hasta que, nueve días después, la Policía se comunicó con la familia para dar aviso que estaba enterrado, sin identificación, en el cementerio de Benavidez.

La versión de la policía consta que Darío, padre de una nena, falleció víctima de un accidente de tránsito ocurrido en la Panamericana a la altura de Pacheco. Según precisan, el deceso data del mismo día en el que tuvo el último contacto con su familia. Sin embargo, los familiares de la víctima descreen de la versión de las fuerzas y apuntan a la responsabilidad de la Policía Bonaerense. 

“Para mí, lo detuvieron por algo, se le fue la mano a la policía, lo cagaron a palos (sic) y lo enterraron para que se descomponga más rápido”, opinó el hermano, Matías Cabrera, en declaraciones al programa Materia Prima (FM Plaza 92.1),

“En nueve días no tienen un solo dato, y a dos horas de la marcha mágicamente aparece el cuerpo. Acá hay algo raro y se tiene que hacer justicia”, añadió. Y prosiguió con detalles que suman irregularidades: “Nos suben a un auto, nos llevan a Pacheco y nos dicen que ahí estaba el cuerpo. Lo reconocimos por fotos en la comisaría de Pacheco, porque cuando pedimos ver el cuerpo nos dijeron que está enterrado”.

Por otra parte, según el testimonio de Matías, “varias personas certifican haber estado” con Darío el lunes, es decir, el día posterior al de la presunta fecha de su muerte. Incluso dejaron asentado en las declaraciones que hablaron con él e insisten en que “no puede haber muerto el domingo”.

Ante esta situación, los familiares y amigos de la víctima exigen justicia y piden que se aclare lo que sucedió.