Psicólogos reclaman la aplicación completa de la Ley de Salud Mental

La licenciada Margarita Ussher, directora de la carrera de especialización con orientación comunitaria del Distrito XIV del Colegio de Psicólogos, valoró los alcances de la Ley de Salud Mental y pidió la plena aplicación de la norma aprobada en el 2010 y reglamentada recién en el 2013.

05/06/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Nacionales

PALABRAS CLAVES

Por lo bajo, en el Congreso admiten que el período extenso que demoró la reglamentación de la nueva Ley de Salud Mental, responde al lobby que ejercieron varios laboratorios y factores económicos que "se benefician con la medicalización excesiva, o con el funcionamiento de los espacios psiquiátricos". 

En diálogo con SN Online, la licenciada Margarita Ussher explicó que "los manicomios no sirven para curar los padecimientos de la salud mental", por el contrario expulsan "a las personas de la vida comunitaria". En esta línea, afirmó que, en este momento, "que la Ley está vigente, es necesario su entera aplicación porque transitamos tiempos de mucha angustia y sufrimiento, síntomas que se vinculan directamente con la salud mental"



"Si vos pensás que la persona que no se adapta a la vida social tiene que ser encerrada, medicada y silenciada, vas a crear manicomios, o hermosas clínicas que parecen hoteles de lujo, pero que en realidad niegan al sujeto con padecimiento", explicó Ussher. 

Pero en cambio, si se admite "que todos tenemos sufrimientos y todos tenemos posibilidades y derechos para integrarnos a la vida social, ahí seguramente haremos el esfuerzo para que cada uno se integre en la medida de sus posibilidades, y es en ese contexto donde debe aplicarse la nueva Ley", añadió. 

De acuerdo a esta visión de la psicología, los traumas humanos están vinculado a su vida en comunidad y es en este tiempo de "tanta percepción del riesgo social, de pérdida de empleo, cuando hay muchas crisis, depresiones, crisis de angustia", que afectan a la gente. 

"Esto se nota en los pacientes y en los colegas trabajadores que sufren cada vez más las presiones como trabajadores, a la hora de que exista la posibilidad perder su lugar o tener que responder con muy pocos recursos a situaciones subjetivas o familiares muy graves", añadió.

El Distrito XIV del Colegio no está exento de esta visión dual de la salud mental: Por este motivo, participaron junto a otras instituciones, de la elaboración de diferentes actividades en defensa de la Ley de Salud Mental que "en lo que hace a su plena implementación, implica el cierre de todos los manicomios, en el marco de concebir a la salud como un bien a ser garantizado para todos los ciudadanos en condiciones adecuadas y cerca de sus lugares de trabajo". 

En antípodas del movimiento, hay psiquiatras "comprometidos con la medicalización o con el lucro que genera el regenteo, en forma exclusiva, de espacios de internación. "No hay salud sin salud mental y no hay salud mental sin salud integral: tenemos que estar muy alerta porque lo que se viene es la Cobertura universal de salud (CUS) que "implica la privatización del sistema y la desaparición de la salud mental en los espacios de atención primaria de la salud", concluyó.