Procesaron a Giustozzi por administración fraudulenta

El exintendente y diputado nacional fue procesado por el juez federal Sergio Torres en una causa que investiga una obra de cloacas que no funciona. El magistrado ordenó además un embargo por 3 millones de pesos.

01/11/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Almirante Brown

PALABRAS CLAVES

La Justicia investiga la construcción de un sistema desvinculado de recolección y tratamiento de efluentes cloacales en Claypole que comenzó en 2009 y finalizó en 2015 pero, a pesar de estar terminado, se determinó que no funciona.

De acuerdo con la investigación a cargo del juez federal Sergio Torres, una de las irregularidades se centraba en que estas obras se realizaron argumentando que formaban parte de un plan a cargo de la empresa estatal Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), pero en realizadad no había sido avalada por la firma estatal. Sumado a esto, desde el año 2011, estaba prohibido hacer sistemas desvinculados en el área de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

Para la ejecución de la obra, el municipio no pidió autorización de la Autoridad del Agua (ADA), perteneciente al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense; evitó gestionar la declaración de impacto ambiental ante el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) bonaerense; no contaban con la aprobación de AySA, cuyo respaldo era indispensable e ineludible; y tampoco fue avalado por la Agencia de Planificación (APLA) un entre tripartito de Nación, Ciudad y Provincia que debía analizar las obras.

También se detectó que se falsificó documentación para acreditar aspectos técnicos y de viabilidad ambiental, como la necesaria autorización de AySA, y con eso lograron justificar el financiamiento del Enhosa.

El procesamiento

El juez señaló en su procesamiento que "el suceso bajo pesquisa concluyó en un resultado de perjuicio concreto, consistente en que se realizó un Sistema -conformado por una planta de tratamiento y un colector cloacal- que por sus deficiencias técnicas, inconsistencias constructivas, defectos de diseño e implementación y otras demás falencias estructurales, conllevaron a que sea una obra inútil, inhábil e imposible de ser puesta en funcionamiento".

“Se despilfarraron ingentes recursos públicos en un proyecto que siempre se supo que era ineficaz e inviable siendo que, para poder alcanzar tal cometido, desplegaron una gestión que exhibe un sin número de irregularidades de diversa consideración con las que se pretendió justificar, avalar y esconder esa infiel actuación y el resultado disvalioso aludido", agregó el magistrado.

Junto a Darío Giustozzi también fueron procesados y embargados Eduardo Bortolozzi, ex administrador de Enhosa; Lucio Mario Tamburo, ex subadministrador y luego administrador de Enhosa; Daniel Bolettieri, ex secretario de Infraestructura de Almirante Brown, y Luis Carusso, ex director de Hidráulica y Saneamiento del municipio de Almirante Brown.

Sobre la actuación de Giustozzi, el juez Torres señaló que "se le asigna el acto –en abril de 2009- de haberle dado inicio a la ejecución del hecho ilícito”. El magistrado además afirmó que la ejecución de la obra “era una falacia ya que en realidad, sabían que lo que irían a hacer no servía para su verdadero cometido, pero sin embargo avanzaron, ya que les permitía publicitar una gestión de apariencia exitosa".

Por último, el juez Torres determinó que se "dilapidaron $ 4.971.753,92", pero también explicó que hubo otros perjuicios cuando señaló que: "… todo lo dicho perjudicó de manera relevante las arcas del estado, además de impedir el atendimiento en debido tiempo y forma, de las problemáticas de salud y ambientales de la zona de influencia del proyecto".