Piden la renuncia de Bullrich por la conferencia contra "La Poderosa"

La ministra de Seguridad acusó, este mediodía, a los dirigentes de la organización villera "La Poderosa" de intervenir para abrir zonas liberadas para el narcotráfico. En respuesta, dirigentes y el propio colectivo pidieron su renuncia.

08/06/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

CABA

PALABRAS CLAVES

Mientras comienza una nueva audiencia contra los prefectos acusados de torturar a dos jóvenes de la organización La Garganta Poderosa, la ministra Patricia Bullrich anunció ayer, en el Día del Periodista, que hoy, en conferencia de prensa, desenmascararía “la mentira” de la organización sobre la represión ocurrida hace una semana en la villa 21-24.

La escena que mostró Bullrich expone a dos jóvenes en un incidente violento con un prefecto que bajaba de un colectivo, pero deja un fuerte interrogante con respecto a lo que sucedió luego con la presencia de las fuerzas de seguridad, persiguiendo a varios de los vecinos del barrio.

Ante la pregunta de los periodistas, la funcionaria evitó pronunciarse por estos últimos hechos pero deslindó la responsabilidad de las fuerzas a su cargo y puso acento en la organización La Poderosa, a la que acusó de querer intervenir para abrir zonas liberadas para el narcotráfico.

La contestación de los dirigentes de la organización no se hizo esperar: "Lo más grave no es esta amenaza pública en el Día del Periodista a un medio de comunicación, sino los amedrentamientos que en las últimas horas realizaron las Fuerzas de Seguridad que dependen de ese Ministerio en diferentes villas porteñas". 

Mientras que, además, advirtieron que "los compañeros de La Poderosa están reunidos en todos los barrios en asambleas simultáneas para analizar cómo garantizan el resguardo de compañeras y compañeros que fueron torturados –algunos incluso después de la última manifestación masiva que salió de la Villa 21 el viernes pasado- y que han recibido amenazas directas de efectivos sobre las consecuencias que tendrían si los denunciaban en La Garganta Poderosa".





Por su parte, Juan Grabois, dirigente de la CTEP, desafió a la ministra de Seguridad y le pidió "que pruebe sus falsas imputaciones o que renuncie, porque no se puede permitir en una democracia tamaña monstruosidad""Los casos de torturas de las Fuerzas Federales en barrios humildes están probados. Hay varios prefectos detenidos por ellos, que están en este momento en juicio oral y público", añadió el dirigente.

"Las denuncias de La Poderosa han sido receptadas por las Naciones Unidas que anteayer publicó un lapidario informe al respecto. Bullrich con su conducta busca garantizar la impunidad de esas prácticas y legitimarlas, convertirlas en política de Estado y focalizar la labor represiva en la persecución de la oposición política y social. Esto es de una gravedad institucional seria. No puede quedar así", concluyó.