Nuevo amparo contra el aeropuerto de El Palomar

Luego de que la jueza Martina Forns diera de baja la cautelar impulsada por vecinos, una abogada ambientalista denunció que el Gobierno actuó de manera “ilegítima y arbitraria” con la habilitación de la base aérea.

05/02/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Página 12

MAS INFO SOBRE...

Morón

PALABRAS CLAVES

Claudia Sambro Merlo, abogada ambientalista, emitió un nuevo amparo para frenar el inicio de actividades del aeropuerto de El Palomar, previsto para el próximo 9 de febrero. Su pedido fue presentado ante la jueza de San Martín Martina Forns, quien había avalado el amparo del colectivo StopFlybondy, con el que se logró congelar las obras y suspender los vuelos comerciales low cost, pero luego lo desestimó.

En su escrito, que deberá ser evaluado por la magistrada, Sambro Merlo consideró que el Gobierno actuó de manera “ilegítima y arbitraria” al habilitar la base aérea de El Palomar para vuelos comerciales e incorporarla al Sistema Nacional de Aeropuertos, según informó Página 12.

En esta línea, apuntó que esa autorización no debería haber existido porque se realizaron “graves incumplimientos” de normativas ambientales con la presunta violación de acuerdos internacionales, maniobras fraudulentas por parte de la empresa Flybondi y ausencia de Plan de Evacuación de Emergencia.

"El Poder Ejecutivo ha demostrado tener poco apego al cumplimiento de lo que manda la Constitución Nacional y las leyes, porque de manera ilegítima y arbitraria dictó el Decreto 1092/17 que dispone la transferencia del Aeropuerto de El Palomar, que estaba bajo la órbita de la Fuerza Aérea Argentina, y lo pasó a depender de Aeronavegación Civil, siendo que el competente para semejante determinación es el Congreso", señaló en el documento.

StopFlyBondi

El colectivo conformado por vecinos de El Palomar presentó una cautelar que fue aceptada por la jueza Forns el pasado 11 de enero luego de una inspección a la base realizada el día 9 enero, en la que se pudo constatar que a metros de la pista hay dos polvorines, que hay un alambrado que separa la pista de la Escuela Técnica 4 y que el colegio Emaús se encuentra a 500 metros del aeropuerto en línea recta.

Además, el amparo advertía que durante las obras se habían destruido los edificios de la base aérea que, durante la última dictadura militar, funcionaron como centros clandestinos de detención y, por esta razón, están protegidos por la ley de Sitios de Memoria. 

Cabe recordar que el pasado jueves 1 de febrero, a pocos días de que Flybondi comenzara a operar, Forns retrocedió sobre sus pasos y emitió un nuevo fallo, que fue calificado como "contradictorio" por los vecinos.