Marcha contra la Inseguridad: el comisario le pidió a los vecinos que "no tengan miedo"

Una multitud se concentró en el cruce de Rivadavia y Avenida de Mayo, pleno centro de Ramos Mejía, y marchó hacia la Comisaría Noroeste 2° en reclamo de mayor presencia policial para prevenir los delitos. Es la segunda movilización que se organiza en este sentido a la espera de una mejor articulación entre las fuerzas seguridad.

09/07/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES

Vecinos de Ramos Mejía cuestionaron el accionar de las fuerzas de seguridad, al grito de “zona liberada”, “justicia” y “Matanza atrasa”, en referencia a los responsables de la lucha contra el delito. Las críticas estaban destinadas, tanto a la ministra Patricia Bullrich, al ministro Cristian Ritondo, como a la gobernadora María Eugenia Vidal y a las autoridades locales, lideradas por la intendenta Verónica Magario.

"No tengan miedo", les dijo el comisario Javier Ramos a los vecinos, generando de inmediato el rechazo de los manifestantes. Luego, prometió mejorar las condiciones estructurales de la fuerza, fortaleciendo los controles a través de la "policía local”, a la que se sumarían "motos que estarán destinadas a cubrir las once zonas" que componen la Ciudad. 

“Esto no se cambia de un día para el otro, yo entiendo a todas las personas que sufrieron ilícitos, también soy un vecino de La Matanza”, se lamentó el funcionario ante la crítica de los manifestantes.

En declaraciones a SN Online, Daniel Bracamonte, uno de los vecinos que motorizó la marcha, señaló que tanto la Municipalidad, la Nación como la Provincia le hicieron saber a los organizadores que trabajarán en el tema. "Por eso hubo helicópteros rondando la zona; queremos que los tres Estados coordinen y nos den seguridad", enfatizó.

Además, adelantó que, próximamente, organizarán otra movilización con el mismo tenor, pero en San Justo, donde continuarán los reclamos de justicia en los casos de inseguridad pasados, y pedirán mayor presencia y coordinación de las fuerzas policiales para evitar futuros crímenes e ilícitos.  

En la marcha, estuvo presente la familia de Luis Angrehs, asesinado hace un mes en una entradera frente al Ateneo Don Bosco, la familia de Juan Díaz, ultimado en Villa Tesei; y los amigos y familiares de Leandro Alcaraz, el colectivero ejecutado en Virrey del Pino, además de otras víctimas.