Los autos de lujo de la banda “Rápidos y Furiosos”

Rápidos y furiosos. Esas eran las características que tenían que tener los vehículos que buscaban para robar: autos de mediana y alta gama útiles para correr picadas. Luego, falsificaban la documentación y los trasladaban a regiones del interior para venderlos, principalmente, en Bahía Blanca y Río Negro.

14/07/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Provinciales

PALABRAS CLAVES

La organización, desbaratada por la policía bonaerense tras 18 allanamientos en el conurbano y La Plata, estaba compuesta por nueve personas que cumplían diferentes roles en la red.

Luego de robar los vehículos, a mano armada, la banda falsificaba patente, adulteraba el grabado numérico y los papeles.

“Su forma de actuar era tomar un auto similar al robado, sacarle los datos y hacer un 'mellizo', para venderlo en otras regiones”, explicó el ministro bonaerense Cristián Ritondo.

Los allanamientos, ordenados por juez federal de Morón Néstor Barral, se llevaron a cabo en los partidos de La Plata, Quilmes, Morón, Bahía Blanca y Carmen de Patagones, entre otros puntos de la Provincia, y en las ciudades rionegrinas de Viedma y Villa Regina

En un comunicado, el Ministerio de Seguridad dio detalles del procedimiento: En La Plata, la DDI de Morón, a cargo del operativo, allanó la quinta de uno de los jefes de la organización.

También se allanó una fábrica de helados ubicada en la ciudad de Berisso propiedad de uno de los investigados, donde se secuestraron cuatro autos adulterados, autopartes, municiones y computadoras.

En City Bell, hubo un procedimiento en una imprenta de un hombre conocido como el “Estikeador”, acusados de fabricar stikers de seguridad para colocar en los vehículo; en Quilmes, se detuvo a un hombre en un desarmadero donde se incautaron más de 1100 autopartes.

En Morón, se detuvo a dos hombres. Uno de ellos, tenía un taller como pantalla. En el lugar se secuestraron siete autos adulterados, algunos de ellos de alta gama. El otro sujeto era gestor sospechado de estar involucrado en la organización, a quien se le incautó una importante cantidad de documentación de autos y motos.

En Haedo, fue apresado el “imprentero” tras allanar su casa donde se encontró tres mil stikers (Ologramas de seguridad DNRPA).

Por su parte, en Bahía Blanca, se allanó un depósito utilizado por un hombre acusado de ser el “transportista” de los autos robados hacia el interior provincial, quien fue apresado por los uniformados, y también cayó una mujer, de profesión gestora.

Por último, en Carmen de Patagones, hubo un operativo en una agencia de venta de autos donde se detuvo a su responsable ya que exhibía vehículos adulterados por esta banda.