Lo detuvieron en la represión en Congreso, le plantaron folletos políticos y lleva casi un mes preso

Esteban tiene 19 años y está en la cárcel desde el 14 de diciembre, cuando un grupo de policías lo detuvo mientras compraba un regalo con su amigo y lo acusó de haber tirado piedras durante los incidentes que se desarrollaron en la votación de la reforma previsional.

12/01/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Morón

PALABRAS CLAVES

Desde que tenía 9 años Esteban Rossano soñaba con ingresar al ejército. Había aprobado todos los estudios médicos y esperaba ansioso la siguiente prueba para convertirse en militar. El pasado 14 de diciembre en las cercanías al Congreso de la Nación su suerte cambió y su opinión sobre las fuerzas de seguridad también.

Su papá, Pablo, un conocido kiosquero de Morón, contó a SN Online que su hijo estaba comprando un regalo junto a un amigo cuando los alcanzaron los gases lacrimógenos que la Policía y Gendarmería tiraron a los manifestantes que protestaban contra la reforma jubilatoria. Mientras ayudaba a una señora que no podía respirar, el joven fue detenido por un gendarme y acusado de haberles tirado botellas.

A partir de ahí comenzó su calvario. Pablo relató que el personal policial le plantó a Esteban dos piedras en la mochila y folletos de partidos políticos, y el juez Claudio Bonadio ordenó que lo trasladen al penal de Marcos Paz. “Mi hijo no fue a la marcha, pero si hubiera ido ¿cuál sería el problema? ¿No se puede hacer eso?”, se preguntó el padre.

“Cuando mi hijo salía a la calle pensaba que ojalá no le robaran ni le pasara nada, pero lo que menos me imaginé es que se lo iban a llevar preso”, expresó el hombre, y agregó: “Hace 20 días pienso que no se puede caminar bien en Argentina. Esto me pasó a mí, pero le puede pasar a cualquiera”.

La familia Rossano sigue esperando la decisión de Bonadio, mientras Esteban pasa sus días en un lugar en donde nunca se imaginó estar.