Las mujeres, más precarizadas y con menores salarios

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) emitido en el marco del Día Internacional de la Mujer y la convocatoria al paro, la brecha salarial impulsada por la división sexual del trabajo continúa siendo una de las mayores trabas para su desarrollo económico.

07/03/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Nacionales

PALABRAS CLAVES

“Las desigualdades económicas que afectan a las mujeres constituyen una de las grandes motivaciones que nos llevan a movilizarnos el próximo 8M de 2018, en el paro internacional de mujeres”, destacaron al comienzo del documento las autoras economistas y politólogas Julia Strada, Eva Sacco, Débora Ascencio, Gabriela Cabanillas y Nayla Bosch del CEPA.

En el informe, dan cuenta que una las principales desigualdades económicas que afecta a las mujeres es la brecha de género en los ingresos: “Si se considera la brecha de ingresos de la ocupación principal (vinculada a la actividad laboral), la misma se ubica en el 27% para el segundo trimestre de 2017, según los últimos datos de la EPH – INDEC”.

En ese sentido, las especialistas destacaron que uno de los mitos en torno a la brecha de género es que la misma se debe a que las mujeres son peor remuneradas a igual tarea realizada por varones. Si bien hay casos de esto, las causas de la desigualdad salarial radican en la inequitativa distribución entre trabajo productivo y reproductivo, la mayor inserción de las mujeres en empleo no registrados y la penalización en la remuneración de las profesiones asociadas al cuidado.

Por otra parte, destacaron un fenómeno constante que arremete, específicamente, contra las mujeres: la femenización de la pobreza: “Los hogares monoparentales representan el 66% de los hogares pobres y los que tienen jefatura femenina son el 60%. En estos hogares la AUH es central ya que el 47% la percibe como ingreso principal”.

Por último, analizaron dos fenómenos asociados al consumo desde una perspectiva de género, que son los costos diferenciales asociados al ciclo reproductivo femenino y pink tax (impuesto rosa) en productos similares para varones y mujeres.

“Una mujer cuya menstruación se produce desde los 15, tiene dos hijos durante su vida fértil y a los 50 años tiene la menopausia deberá dedicar a lo largo de su vida y a valores actuales casi $600.000”, detallaron al tiempo que dejaron entrever la necesidad de establecer políticas públicas para lograr el abaratamiento de esos productos.

Podés ver el informe completo acá.


PODÉS SEGUIR LEYENDO...

Provinciales

11:38 | Economía

Sube la tarifa de la VTV