La Justicia rechazó las medidas de la ANAC y el aeropuerto de El Palomar no podrá operar de noche

Lo decidió la jueza Martina Forns, ante el informe de reducción de ruidos que había presentado la Administración Nacional de Aviación Civil Argentina (ANAC).

19/09/2019
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Morn

PALABRAS CLAVES

El aeropuerto de El Palomar se transformó en un dolor de cabeza para el gobierno nacional. Se alzó como "la revolución", pero hoy corre riego de dejar de funcionar. Enfrenta la dureza de la Justicia y el reclamo constante de los vecinos de la zona, que no bajan los brazos, y tuvieron su primera victoria en las últimas horas.

Es que la jueza Martina Forns no hizo lugar a la presentaciones de la Administración Nacional de Aviación Civil Argentina (ANAC) con los procedimientos que reducen el ruido de motores durante las fases de despegue y aterrizaje.

La magistrada rechazó este conjunto de atenuantes bajo el argumento de que las medidas de mitigación son "a futuro" y que subsisten "las circunstancias que mencionó al momento de dictar la cautelar", según describieron fuentes oficiales. La ANAC entonces, contestó que las medidas ya se implementaron.

"En efecto, de las normas señaladas, surge con claridad que respecto la medida cautelar dispuesta judicialmente sólo se podrá requerir su levantamiento cuando las circunstancias que determinaron su dictado cesaren o se modificaren", redactó la titular del juzgado federal en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo N° 2 de San Martín.

Ayer por la tarde, el ministro había brindado una conferencia de prensa en El Palomar junto a Sebastián Pereira, CEO de Flybondi, Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart, Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón, Tomás Insausti, administrador nacional de Aviación Civil, Patricio Distéfano, titular del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos, y un grupo de empleados del aeropuerto en cuestión.

"Cuesta creer que tengamos gente en nuestro país que, por objetivos políticos, lo único que intentan es destruir. Hay un puñado mínimo de personas que intenta detener el progreso y la posibilidad de la gente de poder trabajar. Gente que no representa a nadie sino que lo único que tiene son intenciones políticas", había precisado el ministro antes de conocer la medida.