Cayó la banda “del pelado cibernético”

Fue desbaratada una organización delictiva especializada en asaltos a comercios de insumos informáticos y de telefonía celular. Contaba con cinco integrantes, uno de ellos, mujer.

21/08/2013
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES

La Policía de la localidad de Ramos Mejía desarticuló un grupo de malvivientes dedicado particularmente al robo a mano armada en tiendas de artículos de computación y de venta de aparatos de telefonía móvil, según informó el jefe departamental de las fuerzas de seguridad de La Matanza, Carlos Greco, a SN Online. En total, los acusados habían cometido once asaltos en la zona.

En relación a la composición de la banda, el comisario mayor explicó que esa agrupación estaba compuesta por un sujeto apodado “Pela”, quien comandaba al resto, entre quienes se encontraba una mujer reconocida como “La Turca”, encargada de recoger el dinero de las cajas de los diferentes objetivos, y otro individuo que respondía al alias “Rengo”, con dificultades para desplazarse pero ávido en oficiar de “campana” a la hora de perpetrar los sucesivos ataques, en especial, dentro de la zona céntrica de Ramos Mejía.

Además, el jefe policial se refirió al operativo desarrollado por el personal de la comisaría local y otras dependencias lindantes, quienes realizaron, en simultáneo, siete allanamientos en diferentes zonas del Distrito, así como en los partidos de San Isidro y Moreno. Dentro de La Matanza, en particular, los efectivos concentraron su accionar en González Catán y Ciudad Evita.

En alusión a la manera de operar de los ladrones, Greco indicó que, por ejemplo, “la persona que tiene dificultades para caminar abusaba de esa condición mientras hacía la veces de campana al frente de los comercios”. Luego, de acuerdo al comisario mayor, el acusado “no escapaba con la banda, si no que huía aprovechándose de su padecer al tiempo que se mimetizaba con los transeúntes y las personas de trabajo para, después, tomar un remise o retirarse en transporte público”.

Asimismo, explicó el accionar del líder de la banda, quien “ingresaba al comercio y preguntaba por un elemento que, finalmente, no adquiría”. “Después -prosiguió-, salía a buscar a los demás para que se ubicaran, todos, de forma estratégica”. Al final, según el jefe policial, escapaban en un Peugeot 504 que conducía el sujeto apodado “El Topo”, mientras el que hacía las veces de “campana” se retiraba disimuladamente entre la gente.

Por último, Greco señaló que, para localizar a los malvivientes, “se tomaron distintos testimonios y se tuvieron en cuenta diversas grabaciones de cámaras de seguridad privadas y del COM de La Matanza”.

En poder de los asaltantes, la Policía secuestró un arma de grueso calibre; además, recuperó mercaderías pertenecientes a los negocios atacados: entre ellas, computadoras portátiles, numerosos teléfonos celulares, monitores, consolas de videojuegos y variados accesorios de computación, como expuso la Policía al momento de comunicar la captura y el desbaratamiento de la organización.