Pese a su optimismo, Espinoza encabezó el mayor fracaso del kirchnerismo en La Matanza

El jefe comunal se puso la campaña al hombro para lograr una victoria aplastante, pero hizo la peor elección del oficialismo en la década K. A pesar de que calificó la victoria como “excepcional”, el espinozismo obtuvo un 25 por ciento de votos menos que en 2011.

13/08/2013
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES

Era difícil sentir alegría para la militancia matancera. Cuando se conocieron las tendencias definitivas que reflejaban la victoria por 13 puntos sobre la lista del Frente Renovador no todo fue algarabía en el búnker espinozista.

Es que desde el oficialismo comunal aguardaban otras cifras, puesto que habían puesto toda la carne al asador con dos apellidos fuertes en la lista de concejales: Espinoza y Balestrini –a través de María del Carmen Cardo, esposa del ex vicegobernador-.

Pero la jugada no salió tan bien como se planeaba y los matanceros no salieron a “reventar las urnas con votos” kirchneristas como arengaba el intendente Fernando Espinoza, cabeza de lista, durante los actos de campaña.

Mientras en la lista de diputados nacionales el Frente para la Victoria se impuso por 41 por ciento a 31 en las urnas matanceras, en la lista de concejales el resultado fue 41 a 28 sobre el Frente Renovador, el gran ganador de la elección.

Por ello, la militancia matancera no acudió a la plaza central de San Justo. No había clima de victoria. No obstante, el intendente decidió salir a hablar ante su gente y apenas un centenar de personas lo escucharon.

“Hoy tuvimos una elección donde se demostró otra vez lo que es capaz de hacer el peronismo de La Matanza unido y organizado”, señaló Espinoza, tras definir la elección realizada por el FpV local de “excepcional”.

Pero los números no fueron tan positivos para el kirchnerismo local, teniendo en cuenta elecciones anteriores. En 2011, la boleta K había cosechado casi 400 mil votos, quedándose con más del 60 por ciento de los sufragios. Dos años después, con Espinoza también al frente de la lista, fueron menos de 300 mil los electores, que representaron poco más del 40 por ciento.

Hasta ayer, el peor porcentaje de votos obtenido por el kirchnerismo a nivel local había sido 44,3 por ciento, mientras que en 2003 había logrado la menor diferencia sobre la segunda fuerza: 31 por ciento.

Este nuevo cimbronazo para el oficialismo comunal pone en duda la hegemonía de Espinoza, quien no pudo hacer la demostración de poder que esperaba en estas elecciones con un triunfo aplastante, que deberá poner en juego la Intendencia en 2015.


PODÉS SEGUIR LEYENDO...

Tres de Febrero

12:55 | Política

PASO: Valenzuela ganó en su mesa