Mosto salió a despegarse del oficialismo

Luego de ser sindicado como infiltrado del kirchnerismo en la lista massista, el primer precandidato a concejal por el Frente Renovador salió a aclarar su situación y apuntó contra el titular del Concejo Deliberante, Edgardo Amarilla. “Tiene miedo de que llegue”, aseguró.

12/07/2013
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

La Tercera

MAS INFO SOBRE...

Ezeiza

PALABRAS CLAVES

La acusación de que había infiltrados K en las filas massistas fue lanzada contra varios jefes comunales –Fernando Espinoza, de La Matanza y Hugo Curto, de Tres de Febrero, fueron otros de los apuntados-, pero en Ezeiza sacó a la luz un viejo enfrentamiento.

El líder de la boleta del Frente Renovador, Roberto “Bebe” Mosto, fue acusado de prestarse a dicha iniciativa. Pero salió a aclarar su situación, ya que hasta hace poco tiempo atrás era uno de los delfines del jefe comunal, Alejandro Granados.

“No me lo merezco”, arrancó el ex funcionario de Granados, quien se desempeñaba como secretario de Gobierno hasta 2009 pero se mudó a las filas de la diputada Graciela Camaño. “Dicen que no me despegué de Granados. Es verdad que tengo una gran amistad, pero también que hay gente que habla lo que no tiene que hablar ¿Quiere decir que sólo hay que tener enemigos (en política)?”, deslizó.

Seguidamente, Mosto recordó que en los últimos comicios “trabajé con Camaño” y señaló que “ahora me dieron la posibilidad de jugar con una boleta porque estuve a 400 votos de meter un concejal” en 2011.

“El peronismo es así y la gente que no llega a los pisos –en referencia a los números que arrojan las encuestas- se pone nerviosa”, aludió, al tiempo que supuso quien sería el propulsor del rumor que lo involucra: “Fui funcionario, tengo muchos años en esto y se quién es el que me pega. Los oficialistas tienen miedo, el presidente del Concejo Deliberante, (Edgardo) Amarilla tiene miedo de que llegue”.

Y prosiguió: “Estoy totalmente convencido que viene de ahí. Es un muchacho que es buena persona como amigo, pero en la política es duro para golpear… Y no me lo merezco”.

“Se cortan sólos y quieren hacer daño. Son buenos muchachos, pero les falta inteligencia para apreciar el trabajo, y ser respetuosos”, concluyó Mosto, quien irá a internas en el Frente Renovador con Luis Barbaccia, del PRO.

“Respeto a todos los compañeros, soy un peronista neto. Y Barbaccia es un muchacho que en la anterior elección obtuvo 400 votos, y a veces por conocimiento de otros le dan una boleta”, arremetió.