Según Baratta, Pallares y Russo “no quieren saber nada con los ediles del bloque +A”

El ex comisario manifestó su expectativa de cara al acercamiento entre ambos referentes del massismo lanusense, al tiempo que señaló que no compartiría un bloque con los ediles que apoyaron los proyectos del oficialismo. “Han votado sistemáticamente a favor del intendente”, alegó.

10/06/2013
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Diario del Sur del GBA

MAS INFO SOBRE...

Lanús

PALABRAS CLAVES

El edil massista Salvador Baratta puso reparos a la hora del armado de listas. No quiere compartir el espacio con sus pares Gabriel Di Masi, Cristian Bosio y Griselda Regueira, quienes aprobaron la rendición de cuentas de la gestión de Darío Díaz Pérez.

Baratta reveló que tanto el senador provincial José Luis Pallares como el ex presidente del Club Lanús Nicolás Russo le confesaron que “no quieren saber nada con los concejales del bloque +A”, haciendo referencia a Di Masi, Bosio y Regueira.

“Han acompañado sistemáticamente a favor del intendente. A mí me lo dijo Pallares, que le pareció vergonzosa la votación. Es más: (Norberto) Luciani, que es hombre del riñón del senador, manifestó que el voto que le importa es el mío, que fue negativo, que se encolumnaban detrás de eso. Después Russo lo dijo en los medios, que el límite para el massismo son estos muchachos”, precisó.

En esa línea, aseveró que “si mañana tenemos que armar un Frente Renovador con todos y entran estos concejales, yo me quedo solo en mi bloque”.

Por otra parte, exhortó a la unión de los dos principales referentes de la fuerza referenciada en el intendente de Tigre, Sergio Massa: Pallares y Russo. “Me parece que tendrían que armar una lista de consenso entre ambas facciones. Si ustedes me hablan del arreglo con ellos, lo veo bárbaro”, indicó.

“Después, en las internas nuestras muchos muchachos tendrán que rever la posición para con Russo. Muchos peronistas viejos entre comillas, dijeron que no se sentarían con él en una mesa de debate. O revisan su postura o se tragan sus palabras”, advirtió.