Vecinos acusan “intimidación y aprietes” en marcha contra la subestación eléctrica Rigolleau

Agrupados en la organización Vecinos por la Vida, denunciaron que fueron abordados por personal civil y policial que agredió a un menor y amenazó con detenerlos si continuaban con la manifestación. Exigen que la transformadora se traslade a una zona no poblada.

03/06/2013
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Berazategui

PALABRAS CLAVES

La organización vecinal se opone a la ampliación de la subestación eléctrica Rigolleau en el barrio San Francisco, acordada por la firma Edesur y el gobierno comunal. Denuncian que fueron intimidados en el marco del fuerte operativo policial dispuesto para disuadir la manifestación organizada por los vecinos autoconvocados.

Los vecinos se movilizaron la semana pasada al Municipio para repudiar la ampliación de la transformadora y la “militarización del barrio”. Revelaron, a través de un comunicado, que “se hizo presente personal civil y personal de la comisaría primera de Berazategui, todos ellos sin identificación, y cuando los vecinos nos manifestábamos pacíficamente, ellos produjeron hechos de violencia”.

El comunicado expresa que los uniformados realizaron “amenazas de detenciones y agresiones a un niño de siete años, lo que provocó el reclamo vecinal, que tuvo como respuesta más agresiones, donde otro niño fue golpeado, al igual que varias mujeres con bebés”.

“En el término de 48 horas, -prosigue el escrito- en un radio de tres cuadras de donde se encuentran apostados los efectivos de seguridad, se produjeron hechos de violencia desmedida en la calles, tales como golpes y robos de autos en la puerta de colegios y casas, entraderas y tiroteos que ponen en riesgo la vida de nuestros vecinos”.

Los vecinos conjeturan que “esta situación es un modo más de tormento e intimidación dentro de la situación represiva en la que nos encontramos por estar desconformes con el accionar del gobierno local respecto a la continuación de la obra 'Subestación Rigolleau' y la militarización de nuestro barrio”.