Comerciantes enardecidos por los robos en Berazategui

Aseguran que en el corredor comercial del barrio Santa María ya no quedan locales que no hayan sufrido al menos un hecho de inseguridad. Sostienen que no hay cámaras de vigilancia ni tampoco patrullaje municipal y policial.

09/04/2013
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Diario Popular

MAS INFO SOBRE...

Berazategui

PALABRAS CLAVES

El violento robo en una panadería de Berazategui -cuya dueña perdió un ojo al ser baleada en la cabeza- enardeció los ánimos del resto de los comerciantes de una zona en la que, según revelaron, los delincuentes no tienen control y ya no queda ningún comercio que no haya sido víctima de la inseguridad al menos una vez.

Se trata del barrio Santa María, donde hay un corredor comercial que se extiende por Camino General Belgrano, entre avenida 24 y calle 28.

Allí, donde reina la inseguridad y el Estado brilla por su ausencia, durante un intento de asalto le dispararon en la cabeza a la propietaria de la panadería que lleva el mismo nombre que el vecindario, que está sobre la esquina de 27.

La víctima es María del Valle, una incansable trabajadora y madre de cinco hijos que actualmente se recupera en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela. Durante una recorrida por la zona, El Quilmeño dialogó con los comerciantes y todos los testimonios fueron coincidentes.

“El barrio está jodido”, aseguró un trabajador del local que vende artículos de perfumería, frente a la panadería Santa María. “Al kiosco de la esquina le robaron hace cuatro semanas. A los del almacén de acá a la vuelta los tienen de punto”, afirmó una chica desde la puerta de un local de ropa femenina, en la misma cuadra donde hirieron a Del Valle.

Al mismo tiempo, la joven, señalando con el índice de su mano derecha, continuó el relato. “Al supermercado de allá le roban cada dos por tres. En la carnicería ‘El Tanito’ también”, añadió en referencia a dos locales que están a 50 metros de su lugar de trabajo.

Nadie se salva

Por su parte, el trabajador de una ferretería -que está enfrentada al local donde balearon a la panadera- también describió su experiencia. “Yo tuve que poner rejas para que no me roben más. La última vez, el ladrón tiró un tiro dentro del negocio y tuvimos que encerrarnos. En la zona, hasta ahora no se salvó nadie”, enfatizó el hombre, quien, luego, dijo que “no hay cámaras” de seguridad de Municipio en esa zona, de gran importancia ya hay numerosos locales en todo el corredor comercial.

Asimismo, el ferretero explicó que la cercanía con la Ruta Nacional 2 facilita la huida de los delincuentes. “Casi siempre roban en moto o en auto, porque tienen una vía de escape rápida como la ruta, y pueden irse para el lado de La Plata”.

En general, los comerciantes coinciden al afirmar que son pocos los patrulleros que se ven por las calles, tanto de la Policía Bonaerense como los del Control Urbano que pertenecen a la Municipalidad.