Imágenes sensibles: Brutal ataque a una mujer en El Palomar

La víctima recibió golpes de puño y once cortes de arma blanca por parte de un hombre con el que mantenía una relación. Tras decidir cortar el vínculo, el agresor entró a la fuerza a su casa y la sorprendió mientras dormía.

19/06/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Morón

PALABRAS CLAVES

El hecho ocurrió el viernes pasado en la localidad de El Palomar, donde reside María José. Hasta allí se dirigió el agresor, identificado como Lucas Hernán Areco, para perpetrar su macabro ataque.

En diálogo con SN Online, María José contó que mantenía una relación con dicha persona a la que conocía desde hacía varios años del barrio Carlos Gardel, donde ella concurre dos veces por semana para asistir a una cooperativa.

“Él jamás había tenido una actitud violenta, ni de palabra, ni físicamente. Lo que ocurrió fue que la noche anterior a esto, yo decidí cortar por una discusión que habíamos tenido, pero que tampoco era algo grave. Le mande mensaje a una amigo de él, porque no tiene celular, y le dije que no quería saber más nada”, explicó.

Horas más tarde, alrededor de las 7 de mañana, Areco esperó a que el padre de la víctima se fuera de la vivienda para saltar el paredón y sorprender: “Yo estaba durmiendo y sentí que alguien entraba y me miraba al costado de mi cama. Primero pensé que era un ladrón así que le dije que se lleve todo. Ahí empezó a golpearme sin parar”.

María José descubrió su identidad cuando éste comenzó a gritarle. Fue en ese momento que pudo agarrar sus manos y tratar de convencerlo de que deje de golpearla. Durante todo el ataque recibió once cortes en la cara, cabeza, cuello, espalda y brazos.

“Él empezó a tener un ataque de pánico y me pedía que nos escapáramos juntos. Después salió diciendo que iba a pedir una ambulancia, y ahí trabé la puerta y llame a mi papá para que me llevara un hospital porque vi que había sangre por todos lados. Recién en ese instante reaccioné de todas las heridas que tenía”, relató.

Para la víctima, el repudiable accionar de Areco se relaciona a una adicción que éste tiene a las drogas, lo que le habría generado, junto a la ingesta de alcohol, que “se salga de sus cabales”.

La denuncia fue radicada en la Comisaría 6ta de El Palomar. Sin embargo, María José continúa consternada, ya que no le dieron ninguna medida de prevención para evitar que este hombre se vuelva a hacer a ella. “La misma gente del barrio me dice que anda por ahí como si no hubiera pasado nada. Esto no puede quedar así”, concluyó.