Hallan un misil de guerra en un local en alquiler

El potente explosivo lleva la inscripción “Motor Cohete Albatros- 70 mm Modelo 5-R/87”, fue hallado por un hombre en el comercio que alquiló para poner una pizzería. Según los especialistas estaba en condiciones de ser utilizado.

04/09/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Florencio Varela

PALABRAS CLAVES

Luego de firmar el contrato, el locatario de 30 años comenzó a limpiar las instalaciones del local comercial -ubicado en Jorge Novak y Eva Perón, en Florencio Varela- que tenían como objetivo convertirse en una pizzería y se llevó una gran sorpresa al hallar un artefacto explosivo de gran tamaño.

Rápidamente dio aviso al 911 y al lugar arribaron efectivos policiales y bomberos voluntarios del distrito, que despejaron la zona a la espera de la llegada de especialistas en la materia. Estos últimos determinaron que el proyectil estaba listo para ser utilizado, situación por la cual tomaron los recaudos necesarios para retirarlo del lugar.

Según informó el Diario Popular, el misil en cuestión es un Albatros MK 2 del año 1987 y pertenece a un sistema de misiles antiaéreos (navales) de alcance medio. Cuenta con guía por radar semi-activo, con una trayectoria del tipo rumbo de colisión y sistema de navegación proporcional.

En Argentina, este tipo de explosivos pertenecieron a la dotación de la Clase Almirante Brown, una serie de cuatro destructores multipropósito, construidos en los astilleros de Blohm & Voss, en la ciudad de Hamburgo, Alemania, a pedido de la Fuerza Armada Argentina.

El caso está siendo investigado por el Juzgado Federal de Quilmes, que intenta determinar la procedencia del misil. Se supo que el dueño de la propiedad prestó declaración, pero no se pudo constatar el origen del artefacto.

De acuerdo a trascendidos, en el periodo anterior el local en cuestión funcionaba como una casa de autoradio. Ahora, los inspectores deberán determinar si el explosivo fue dejado allí por el anterior inquilino.