Ghi asumió en la Plaza San Martín y se comprometió a “rescatar a las 2.500 familias que hoy están bajo la línea de indigencia”

Antes, prestó juramento en el Concejo Deliberante. En su discurso, habló del “preocupante” estado en que recibe el distrito y aseguró que gobernará “para los 350.000 habitantes que tiene esta ciudad”.

12/12/2019
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Sn Online

MAS INFO SOBRE...

Morn

PALABRAS CLAVES

Luego de realizar la jura en el Palacio Municipal y ya convertido oficialmente en intendente de Morón, Lucas Ghi eligió la Plaza General San Martín para brindar su primer discurso y, ante miles de militantes y vecinos, aseguró que en los cuatro años de su mandato gobernarán para todos los moronenses y se puso como principal objetivo “rescatar a las 2.500 familias que hoy están bajo la línea de indigencia”.

“Venimos a hacernos cargo y tenemos cómo. No tengo dudas de que lo vamos a hacer y de que eso va a ser una gesta colectiva, una gesta del pueblo de Morón”, manifestó Ghi, quien gobernará el distrito por segunda vez, ya que su primer mandato fue en el período 2011-2015.

Respecto al estado en que recibe el municipio, detalló que hay “deudas de alrededor de 1.000 millones de pesos” cifra que calificó de “escandalosa y preocupante”.

“El primer imperativo que nos obliga es rescatar a las 2.500 familias que hoy están bajo la línea de indigencia”, espetó el flamante jefe comunal y agregó: “El pueblo los va a rescatar y les va a devolver la dignidad y va a volver a garantizarles que van a comer todos los días en sus casas”.

En esa línea, expresó: “La mesa familiar no es el privilegio de unos pocos, es el derecho del conjunto y nadie puede permanecer indiferente al flagelo del hambre. Nadie va a permanecer pasivo ante el dolor que nos provoca ver a un compatriota que la está pasando tan mal. Vamos a movilizar los recursos que hagan falta para repararlo en el menor tiempo posible”.

Trambié, se refirió a la problemática que atraviesan los trabajadores del Hospital Municipal y manifestó que su misión es que “puedan ir todos los días con la certeza de que entran a un lugar que dispone de los elementos básicos para poder realizar sus tareas”.

En materia educativa, el intendente remarcó que no van a tolerar “que haya un día más un aula que no esté en condiciones para que nuestros pibes vayan a estudiar”.

También, dedicó una parte de su discurso a hablar de las mujeres y comentó: “Ahí están nuestras pibas interpelándonos, convocándonos a ser mejores, a trasformar una matriz cultural que ha sido expresión de privilegios en el marco de una sociedad patriarcal que queremos dejar atrás. Vamos a dialogar y a ser sensibles con su causa”.