Espinoza cuestionado por querer apropiarse de fondos en nombre de la UNLaM

Durante el tratamiento del Presupuesto, el diputado nacional pidió dinero para una sede que no funciona ni pertenece a la entidad nacional enclavada en La Matanza. La comunidad universitaria manifestó su repudio.

21/12/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

El1Digital

MAS INFO SOBRE...

Nacionales

PALABRAS CLAVES


El exintendente matancero Fernando Espinoza añadió un nuevo capítulo al declive de su carrera política. A las duras derrotas electorales como presidente del PJ bonaerense -fracaso que le valió la conducción del partido y culminó con un peronismo completamente disgregado- y la pérdida de poder local a manos de Verónica Magario, sumó un nuevo acto que fue plenamente rechazado.

En el marco del debate en la Comisión de Presupuesto y Hacienda para tratar la Ley de Presupuesto 2018, el diputado nacional reclamó fondos para la apertura de un anexo de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) en González Catán que nada tiene que ver con la administración de esa entidad.

El matancero busca hacerse de recursos destinados al funcionamiento de esta institución que, únicamente, cuenta con su sede central en San Justo y otra en CABA. El edificio de González Catán, que fue construido por el Municipio y ni siquiera cuenta con cloacas, constituye un intento del oficialismo municipal por utilizar un organismo nacional, autónomo y autárquico como la UNLaM.

La búsqueda de fondos en nombre de esa universidad generó el repudio de la comunidad universitaria, que remarcó que este organismo nacional depende presupuestariamente del Congreso y es totalmente independiente del Gobierno municipal y de cualquier otro funcionario local, provincial o nacional.

“Cabe recordar que la Universidad fue creada por una ley del Congreso de 1989, cuenta con un presupuesto nacional y la toma de decisiones son propias e independientes de cualquier poder político de turno. A esas decisiones obedecen, también, el crecimiento sostenido e ininterrumpido con el que se logró una matrícula que, hoy, supera los 55 mil alumnos y la incorporación de nuevas carreras de grado y posgrado”, señala la nota de El1 Digital, portal de noticias de dicha casa de altos estudios.

En más de una oportunidad, Espinoza buscó capitalizar la gestión de la Universidad a su favor, por ejemplo, instalando carteles a lo largo y a lo ancho del Distrito como si el auspicioso presente de la UNLaM y su alto nivel de retención e inclusión educativa dependieran de su rol institucional.

Es por ello que la comunidad universitaria volvió a ponerle un freno a los intentos de Espinoza para obtener rédito político utilizando su nombre. Pero este no es el único revés que recibirá el matancero en esta jornada ya que, en horas de la tarde, deberá cederle el mando del PJ bonaerense a Gustavo Menéndez, tras perder una pulseada en la que la gran mayoría del peronismo provincial le dio la espalda.