El juicio por el asesinato de Diana Sacayan tiene fecha de inicio

El crimen de la militante trans ocurrió en octubre de 2015. El único imputado es Gabriel David Marino, de 25 años, quien está acusado por los delitos de “homicidio triplemente agravado por haber sido ejecutado mediando violencia de género por odio a la identidad de género y con alevosía y robo”.

23/01/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

Diario Popular

MAS INFO SOBRE...

CABA

PALABRAS CLAVES

El proceso judicial comenzará el próximo 9 de febrero y se llevará adelante en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 4, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

De acuerdo al portal Fiscales, en el requerimiento de elevación a juicio, realizado por los fiscales Di Lello y Labozzetta; el principal señalado, junto a otro hombre - quien no será juzgado en este debate - asesinaron a Sacayán dentro de un departamento de la avenida Rivadavia al 6700 del barrio porteño de Flores, entre el sábado 10 y el domingo 11 de octubre de 2015.

Marino está detenido desde octubre de 2015, luego de que se investigaran llamadas y se tomara declaración al entorno de la víctima. En su indagatoria, el acusado reconoció que había conocido a Sacayán en el marco de un tratamiento por adicciones y que había tenido un par de encuentros sexuales con ella, pero negó haberla matado.

Sin embargo, los fiscales lograron determinar que el principal sospechoso llamaba por teléfono a Sacayán, la contactaba por Facebook e iba seguido a su departamento. Incluso, ella llegó a presentarlo a sus compañeras y amigas como su novio.

Según la versión que el imputado dio en su testimonio, llegó al departamento el día del hecho y allí había otro hombre con el que la víctima habría discutido. En ese momento, contó que Sacayán sacó un cuchillo, tras lo cual esa persona se lo arrebató y la apuñaló.

Para los fiscales, el contexto y el modo en el que se produjo el crimen permitieron suponer que el homicidio estuvo motivado por odio generado “por su condición de mujer trans”. El primer indicio para encuadrar el móvil del hecho en este punto fue el alto grado de violencia con que el o los autores perpetraron el crimen (27 puñaladas).

Además, se repararon en la indagatoria de Marino, donde los investigadores lograron evidenciar “prejuicios que albergaba hacia las personas travestis y homosexuales”.