Destruirán formaciones del subte B por contener material cancerígeno

Los vagones habían sido adquiridos en 2011 al Metro de Madrid por el presidente Mauricio Macri, que en ese momento ocupaba el cargo de jefe de Gobierno. Los coches se sacaron de circulación recién el jueves pasado después de que dos empleados murieran en España.

09/10/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

CABA

PALABRAS CLAVES

La empresa SBASE tuvo que admitir que tres formaciones que funcionaron en la Línea B de subterráneos y que habían sido compradas hace siete años atrás por cuatro millones de euros, contenían asbesto y ordenó su destrucción.

Los vagones, según denunciaron reiteradas veces desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte, eran utilizados para “probar explosivos” y serán convertidos en chatarra en los próximos días.

La adquisición de los vehículos se concretó mediante una compra directa y, de acuerdo a la acusación de los metrodelegados, el contrato que se firmó aclaraba que los subtes contenían material cancerígeno.

Las presentaciones que hicieron los trabajadores de la línea para quitarlos de circulación por la peligrosidad que representaban para trabajadores y pasajeros fueron ignoradas hasta el jueves pasado, cuando falleció el segundo empleado del Metro de Madrid por permanecer en contacto con este compuesto.