Denuncian el despido injustificado de una docente del colegio San Francisco Solano

El Sindicato Argentino de Docentes Privados de La Matanza (SADOP) repudió el despido de una docente y catequista por parte del colegio que responde al Obispado de San Justo. La trabajadora debía pasar a cumplir otras funciones dentro de la institución por problemas de salud, pero se lo negaron.

05/12/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES


Otra grave denuncia rodea al Obispado de San Justo, entidad muy criticada por los docentes de las escuelas que responden a esta institución religiosa, por negar el diálogo continuamente en situaciones críticas.

En este caso, el despido de una docente y catequista fue el que hizo estallar la indignación de la comunidad educativa del colegio San Francisco Solano de Isidro Casanova.

En diálogo con SN Online, Juan Manuel Cascardo, secretario General de SADOP-La Matanza, precisó que el cese de actividades fue comunicado luego que la trabajadora presentara una recalificación laboral por problemas de salud.

“La escuela tenía que darle un cambio de funciones, pero para no hacer eso el Obispado la desvinculó y le pagó una indemnización de un 50 por ciento. Nosotros hicimos una presentación para que el obispo nos recibiera, pero la respuesta fue el número de teléfono de un estudio de abogados, donde no hubo voluntad para arribar a una solución”, explicó.

La decisión de monseñor Eduardo García se agrava si se tiene en cuenta la situación por la que está atravesando la docente, a la que solo le faltaban dos años para jubilarse, es sostén de familia y su marido padece una enfermedad oncológica, lo que hace indispensable contar con la obra social que, ahora, la catequista no tiene.

“Es muy paradójico lo que ocurrió porque hablamos de una militante de la iglesia, que dos días antes de recibir el telegrama de despido, el mismo obispo firma un decreto episcopal donde nombra a esta compañera como ministro de la Sagrada Comunión”, destacó.

Ante esta situación, desde SADOP manifestaron que seguirán reclamando por la reincorporación de la trabajadora y la apertura de diálogo con el obispo de San Justo.