Condenaron a prisión perpetua a los asesinos de Matías Terrón

El Tribunal Oral Criminal N° 7 de Lomas de Zamora sentenció a la máxima pena a los hermanos Esteban y Daniel De Luca por el crimen del joven, de 31 años, en Sarandí. La familia celebró el fallo y consideraron que “se hizo justicia”.

23/08/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Lomas de Zamora

PALABRAS CLAVES

Este miércoles, una semana después de conocer el veredicto condenatorio por parte de los jueces, los hermanos Esteban Gabriel y David Emanuel De Luca fueron sentenciados a la pena prisión perpetua por "homicidio criminis causa, robo agravado y daños".

Los asesinos fueron juzgados también por una entradera en Lomas de Zamora, el 5 de julio del 2016, cuando fueron interceptados por la Policía, donde se logró dar con el celular de Terrón y el arma con la que lo habían matado, dos elementos que fueron cruciales para imputarlos.

En diálogo con SN Online, Emanuel Terrón, hermano de la víctima y uno de los abogados que representaban a la familia, señaló, tras conocer el fallo, que había “sentimientos encontrados”, ya que nada les iba a devolver a Matías, pero estaban “contentos y tranquilos del trabajo” realizado.

“Pudimos demostrar que si bien es duro y difícil, se puede. A la Justicia hay que perseguirla, ir a la fiscalía, preguntar que se hizo, qué pidieron, en qué se puede ayudar, pero, finalmente, se logró porque también hay gente buena gente en la justicia y eso hay que destacarlo”, sostuvo.

Durante el proceso judicial, pidieron la máxima pena al considerar que se trataba de un homicidio con ensañamiento: “Hicieron lugar a nuestro pedido porque las pruebas indicaban eso. Estamos hablando de reincidentes, que lo persiguieron 30 metros y lo mataron por la espalda con las manos atadas, no era un crimen en ocasión de robo. Hubo odio”.

Por último, Emanuel contó que con esta condena se cierra una etapa de “dos años de lucha” y de “llorarlo casi todos los días”. “Fue mi primer juicio penal y contra los asesinos de mi hermano. Era muy fuerte pero sabía que había que estar frío en esto para que salga bien. Y así fue. Ayer fui al cementerio y pude llevarle la condena a mi hermano”, concluyó.