Con los pañuelos en alto, miles de mujeres pidieron la despenalización del aborto

La tradicional marcha del colectivo Ni Una Menos se tiñó de verde ante la gran expectativa por el debate del proyecto de despenalización de la interrupción del embarazo el próximo 13 de junio en Diputados. Además de los tradicionales reclamos del movimiento feminista, también se proclamaron contra el pacto del Gobierno con el FMI.

05/06/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

CABA

PALABRAS CLAVES

Cada marcha tiene un lema. En el 2015, cuando se realizó la primera movilización, se gritó contra los femicidios. Anoche, los pañuelos manifestaban un reclamo, pero también abrigaban a las miles de mujeres, trans, lesbianas, bisexuales y travestis que, pese al frío y la lluvia, caminaron al Congreso con una bandera común: la del aborto legal, seguro y gratuito.

Es que la coyuntura marca cada movilización y el próximo debate en Diputados sobre el proyecto de despenalización del aborto ocupa los planos de todos los medios, discusiones familiares y debates institucionales. Es, gracias al movimiento feminista, el trendic topic del que todos quieren opinar, incluso aquellos que, regularmente, son indiferentes a los reclamos colectivos.

"Sin Aborto Legal, no hay Ni Una Menos”, fue la frase que se repetía una y otra vez de la boca de las diferentes oradoras arriba del escenario: una mujer trans, una afro, una maquinista del subte, una de origen mapuche y una feminista mexicana. Ellas fueron quienes leyeron el comunicado acordado en asambleas durante el mes de mayo.

Los otros dos ejes que marcaron el rumbo de los reclamos durante su lectura fue el “No al Pacto de Macri con el FMI” y “Basta de femicidios y travesticidios: el odio hacia las mujeres, las lesbianas, las travestis, las bisexuales y las trans es asesino. El machismo es fascismo”.

“Nos plantamos contra el gobierno de Macri, alianza Cambiemos y los gobernadores, los empresarios y la justicia hegemónica, patronal, blanca, misógina, heteronormativa, racista, machista, patriarcal, neoliberal y capitalista de los ricos y los poderosos. Hoy venimos a esta Plaza frente al Congreso a decir que no nos van a disciplinar más, que no aceptamos que el Estado y sus poderes se crean dueños de nuestros cuerpos, que no aceptamos que nos digan cómo, cuándo, dónde y con quién vivir, parir, tener sexo”, arengaba el comunicado.

Norita Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, fue la encargada de cerrar la exposición con un mensaje, como siempre, de aliento. Porque la lucha sigue. En las casas, escuelas, en los lugares de trabajo y en la calle. Y en esta última será la próxima cita el 13 de junio, cuando se trate el proyecto.

La marea, esta vez, fue verde. Y por eso la marcha culminó con un pañuelazo que quedó registrado en una fotografía que conmueve, visibiliza, grita y reclama “Ni una menos por abortos clandestinos”.