Con la escuela cerrada, docentes cocinan en la vereda para garantizar que los chicos coman

El mal estado de infraestructura llevó a los directivos a cerrar el edificio, pero eso no fue un freno para que los educadores le sigan dando de comer a los cientos de alumnos.

17/08/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Moreno

PALABRAS CLAVES

El plan de lucha que iniciaron los docentes de casi la totalidad de las instituciones educativas de la provincia de Buenos Aires no fue un impedimento para que los maestros de la Escuela Secundario Nº 35 de La Reja dejaran de alimentar a los cientos de jóvenes que asisten diariamente al establecimiento.

Los educadores decidieron sacar la cocina a la calle para asegurarse que los chicos sigan teniendo, al menos, un plato de comida. “La idea es acompañar a la escuela más allá de lo que está pasando. Estamos acá y queremos la escuela pública, pero en condiciones dignas”, reclamó una de las trabajadoras al portal Semanario Actualidad.

Las condiciones en las que se encuentra la institución son similares a las de muchas otras: “Los chicos están hacinados en las aulas, hay pérdidas de gas, la cocina está prácticamente desmantelada y no hay matafuegos”.

La educadora consideró que “todos estos elementos hacen que las escuelas no puedan seguir funcionando” y remarcó que “la vida es el límite”.

En lo que respecta a la comunidad educativa, indicaron que los padres comprendieron la situación y “firmaron un petitorio” para elevar a las autoridades del Consejo Escolar.