Comercios y supermercados de la zona oeste adhirieron al paro

Con protestas en las puertas y las persianas bajas, trabajadores nucleados en el Sindicato de Empleados de Comercio (SEOCA) se sumaron a la medida de fuerza y paralizaron la actividad de negocios y grandes cadenas de supermercados.

25/06/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES

Los alcances de la medida se sienten con fuerza en los municipios de La Matanza, Morón, Ituzaingó, Moreno, Hurligham y Merlo, donde hubo piquetes en las sucursales, a pesar que "los empresarios intentaron obligar a los trabajadores a romper la huelga", aseguró a SN Online, Ernesto Ludueña, dirigente matancero del Sindicato de Empleados de Comercio (SEOCA).

"Aquellos comercios que quisieron abrir sus puertas y dieron libertad a sus trabajadores no tuvieron problemas, pero en los que obligaban a los compañeros asistir bajo amenaza, los trabajadores organizaron protestas en las puertas para garantizar la medida", explicó al mismo tiempo que precisó que el acatamiento superó el 90 por ciento.

Durante la semana, hubo una fuerte discusión entre los dirigentes y los dueños de cadenas comerciales como Coto, Carrefoure y Walmart, entre otras, que garantizaban la apertura sus sucursales con la idea de frustrar o bajarle intensidad a la medida de fuerza. Sin embargo, los cuerpos de delegados decidieron hoy movilizarse a las puertas de las empresas y, en muchas de ellas, impidieron el ingreso.

Un gendarme en el SEOCA

Alrededor de las 11.30 de la mañana, un agente de la Gendarmería ingresó a la sede del SEOCA de San Justo para detener a un trabajador que recorría las sucursales de los grandes supermercados coordinando las acciones de los empleados y "proveyendo de material de difusión y otras herramientas" a quienes se plegaron a la medida de fuerza. 

"Esto es inentendible e inaceptable Persiguieron a un trabajador hasta la sede de nuestro gremio e ingresaron sin autorización de la Justicia, nosotros intervenimos inmediatamente para que no lo detenga", explicó Ludueña.

La denuncia del episodio fue radicada en la Comisaría Primera de San Justo.