Brutal represión en Cresta Roja

Personal de Gendarmería Nacional e Infantería de la Policía de la provincia de Buenos Aires reprimieron, esta mañana, en Tristán Suárez, una manifestación de trabajadores que reclamaban el pago de salarios adeudados y el rechazo al nuevo acuerdo que propuso la empresa, que incluye despidos y una baja del 30 por ciento en los sueldos.

16/05/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

Ezeiza

PALABRAS CLAVES

La maniobra comenzó a las 6 de la mañana y se extendió al menos por dos horas. Las fuerzas de seguridad persiguieron a los operarios que realizaban una protesta en las inmediaciones del predio que la firma tiene en la mencionada localidad del partido de Ezeiza.

"No les peguen más" rogaban los vecinos atemorizados por la presencia masiva de agentes. Sin embargo, los efectivos avanzaron a fuerza de balas de goma, de proyectiles de sal y agua "que cuando entraba en los ojos, ardía, como ardía también el cuerpo", denunció ante la prensa Daniel, uno de los delegados gremiales presentes en el lugar.


"Quiero que comprendan los compañeros de todas las plantas de las empresas de la Argentina, tenemos que estar todos unidos. Hace cuatro meses que 2300 trabajadores no cobramos nuestros sueldos. Sólo queremos trabajar, pero desde el Ministerio y desde la empresa nos piden que bajemos nuestros sueldos y que aceptemos los despidos", añadió el dirigente.

Además, recordó que Mauricio Macri propuso a Cresta Roja como "modelo de empresa" para el país. "Un modelo injusto que deja fuera a mucha gente. Hoy apenas entraron a trabajar 180 trabajadores escondidos detrás de la Gendarmería, pero tienen que saber que van a cobrar un 30 por ciento menos del sueldo", enfatizó el referente. 

Por su parte, Diego, otro de los gremialistas, contó que la represión fue "total", y que, mientras había "gente tirada en el piso", los camiones hidrantes "avanzaban sin miramientos". "No pasó nada grave de milagro. Nosotros no nos merecemos esto queremos trabajar y cobrar el sueldo, nada más", concluyó.