Alertan sobre el aumento de construcciones ilegales en la Reserva Natural de Ciudad Evita

Los vecinos exigen a los organismos pertinentes que intervengan para que se resguarde una parcela que tiene un gran valor histórico. En las últimas semanas, se sumaron nuevas viviendas de madera y cortaron los ombúes que tienen más de 400 años.

08/11/2018
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES

La odisea de los vecinos para cuidar la Reserva Natural de Ciudad Evita comenzó hace varios años. En el 2008, se inició un juicio contra una persona que ocupó la parcela Nº 948, donde hay un yacimiento arqueológico reconocido a nivel nacional, y que es sagrado para comunidades originarias, además de que allí se encuentran emplazados los ombúes históricos.

Ante la intimación de desalojo, ese hombre vendió los terrenos de manera ilegal y, a partir del 2015, empezaron a haber construcciones de casas de material sobre un territorio de gran valor, que si bien no figura en la ordenanza municipal del territorio que comprende la reserva, sí aparece en los proyectos provinciales y nacionales.

En diálogo con SN Online, una vecina de la zona contó que hicieron todos los reclamos ante el Municipio y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) e incluso, una jueza dispuso que este último organismo tome posesión de todo lo que no está ocupado.

“Lo que pasó es que, sabiendo esta medida, hace 10 días, empezaron a tomar más terrenos haciendo casas de madera, y sacaron los ombúes y montículos sagrados. Así que se puso un patrullero para que no ingresen más personas ni materiales, pero están todo el tiempo queriendo entrar”, puntualizó.

Los vecinos exigen que los organismos que intervienen tomen acciones para resguardar el lugar y, en ese marco, el sábado a las 14 realizarán un acto en Camino de Cintura y el río para visibilizar el valor de ese predio y reclamar su cuidado.

“Nos provocó mucho dolor que hayan destruido todo, principalmente, la persona que vendió todo eso, porque sabía de la importancia que tiene el lugar y aún así continuó”, lamentó.