Al corazón hay que cuidarlo siempre, incluso en las fiestas

19/12/2016
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
PALABRAS CLAVES

Por Dr. Daniel Cassola

Para diciembre es común que todos tengamos más actividad social de lo habitual. No solo la noche del 24 y del 31 se realizan reuniones, sino que también hay despedidas del año en los círculos laborales y con los amigos. Ahora bien, si nos excedemos en los consumos, y además consideramos que puede hacer mucho calor y que se trata de un momento del año donde el estrés está en su cima, podemos terminar dañando nuestro organismo.

Por tal motivo, el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas está circulando una serie de recomendaciones para cuidar nuestra salud en estos días. De manera práctica, los consejos se enumeran con letras: A, B, C, D, E y F. Los compartimos:

Actividad física: Evítela por lo menos durante la primera hora posterior a cada comida. En el proceso de la digestión, se acumula sangre en la región del sistema digestivo y sobre exigir al cuerpo con ejercicio puede afectar la función cardiovascular. Tampoco realice aquellas actividades a las que no está acostumbrado o para las que no ha recibido suficiente entrenamiento.

Bebida: Si va a conducir, no tome alcohol. Si no va a conducir, se recomienda una o dos copas como máximo y tratando de no mezclar distintos tipos de bebidas. Ocúpese de que siempre haya agua o bebidas sin alcohol disponibles sobre la mesa.

Comida: evitar los excesos. Si tiene disponible platos alternativos, seleccionar los más livianos y saludables y controlar el tamaño de las porciones. Si usted forma parte de quienes deciden el tipo de alimentos para cada festejo, hágalo en forma responsable, poniendo el foco en el cuidado de los comensales más delicados de salud. Si comió en forma abundante intente compensarlo con una ingesta menor en su siguiente comida.

Descanso: tenga en cuenta que necesita descansar y dormir. Organícese para cumplir con sus compromisos restándole el menor tiempo posible a sus horas de sueño.

Estrés: Establezca un programa para manejar su estrés. No acumule una cantidad de actividades que luego no va a poder abarcar. No pretenda dejar todo resuelto por el solo hecho de que termina el año. Muchas cosas pueden postergarse para los primeros días de enero y nada va a cambiar por eso.

Fumar: El cigarrillo, además de ser altamente cancerígeno, es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. El tabaquismo genera un proceso de ateroesclerosis acelerada de las arterias que lleva indefectiblemente a la enfermedad cardiovascular. Si todavía fuma, estas fiestas pueden ser una muy buena oportunidad para proponerse dejar de hacerlo. No dude en requerir ayuda médica para lograrlo.