A dos años del travesticidio de Diana Scayán, se renueva el pedido de justicia

Familiares y amigos de la referente en la militancia trans esperan que en los próximos días se anuncie la fecha del juicio que tiene en el banquillo a David Marino. En forma paralela, continúa la investigación sobre otro sospecho. “Los asesinos de Diana fueron dos”, aseguraron desde el entorno.

11/10/2017
enviar por mail imprimir Disminuir el tamaño del texto. Aumentar el tamaño del texto.
FUENTE

SN Online

MAS INFO SOBRE...

La Matanza

PALABRAS CLAVES


Los ojos de quienes la conocen brillan cuando se nombra a Diana Sacayán. Todos coinciden en que Diana dejó más de lo que imaginó. Símbolo de la lucha trans y rebelde, hoy la recuerdan con alegría, como ella quería, pero también con angustia. La angustia de una justicia que no se encuentra y la de su risa, que ya no está.

Diana fue asesinada el 11 de octubre de 2015 en un departamento de Flores y hace dos años comenzó la odisea que encuentra a los familiares y amigos de las víctimas insistiendo todos los días a la justicia que entienda de diferencias, odios culturales y derechos. Pero, por sobre todo, esperan una condena ejemplar para un juicio histórico.

“Nosotros ya entregamos nuestro escrito de prueba y ahora hay que esperar que el tribunal la reciba. Además, faltan que lo entreguen también las otras partes, así que estamos a la espera de una fecha para ese proceso”, contó a SN Online Sasha Sacayán, hermano de Diana y referente del Movimiento Antidiscriminación de Liberación (M.A.L.).

La causa sobre el asesinato de Diana está desdoblada en dos partes: una que llevará al banquillo a David Marino y otra que investiga la participación de Félix Ruíz Díaz. Además, desde la comisión de familiares y amigos impulsan la sospecha de una persona más identificada como Federico Cardozo.

“De Marino tenemos todas las pruebas suficientes para demostrar que fue uno de los asesinos de Diana. Sobre lo otro se va a seguir investigando. Nosotros sabemos que los asesinos de Diana fueron dos, no uno”, sentenció Sasha.
El viernes pasado la comisión de Familiares y Compañeros de Justicia por Diana Sacayán y organizaciones LGBTIQ se reunieron con el Fiscal Ariel Yapur y, en el marco del segundo aniversario, volvieron a recordar la importancia de que este crimen se trate como un travesticidio.

En ese sentido, el referente de M.A.L. explicó que si bien se enfrentan a una “justicia machista, patriarcal y binaria”, el esfuerzo está puesto en se haga la misma construcción que se hizo en torno al término femicidio. “Queremos que se entienda el travesticidio como crimen agravado mediando violencia de género y, además, por discriminación y alevosía, entre otras cosas”, explicó.

En lo que va del año, en el territorio nacional, se contabilizaron 14 muertes de trans y travestis en manos de otra persona, pero el peso de la palabra no recae solo en el final de la historia aclaró Sasha, sino también en todas las situaciones de exclusión a la que se enfrentan desde que asumen su identidad: “A eso lo llamamos travesticidio social. Es la violencia estructural en sí misma, todo lo que le sucede a una compañera en su vida cuando se tiene que ir de su casa y se le cierran las puertas de las escuelas, hospitales, etc.”.

Homenajear, recordar, abrazar…

Esta tarde, a las 15 horas, se llevará a cabo un acto en el Anexo de la Cámara de Diputados del Congreso de la nación. Allí movimientos de mujeres, colectivos trans y organizaciones LGBT le dedicarán algunas palabras y pasarán videos alusivos.

“También vamos a contar todo lo del juicio y su importancia, teniendo en cuenta que es la primera vez que la justicia argentina se pronuncia con respecto al crimen de una persona trans y travesti”, concluyó.